FILE PHOTO: Customers shop during Black Friday sales soon after at a Target store opened for the day in Chicago, Illinois, U.S…
ARCHIVO - Un anuncio de Target para el Black Friday o Viernes Negro en una tienda en Chicago, Illinois. Noviembre de 2019.

La pandemia de coronavirus ha cambiado la dinámica de compra y venta en el mundo entero. Este lunes la cadena de tiendas Target, tal como lo hizo la semana pasada Walmart, anunció que no abrirá en el feriado de Día de Acción de Gracias en Estados Unidos.

“Target realiza cambios para ayudar a nuestros invitados y equipo a celebrar las fiestas de manera segura”, informó la compañía en un comunicado el lunes.

La empresa señaló en una declaración de su presidente ejecutivo (CEO), Brian Cornell, que “Este año más que nunca, un día festivo será inseparable de uno seguro”, en referencia a las medidas impuestas a todos los comercios por el contagio de coronavirus en el país.

La cifra de contagios en EE.UU. ya sobrepasó los 4 millones de personas y los 143.000 fallecidos, en medio de una ola de protestas en todo el país contra la discriminación racial y los abusos policiales. Las protestas estallaron a finales de mayo a raíz de la muerte del afroestadounidense George Floyd tras una detención de la policía en Minneapolis, estado de Minnesota.

Con la decisión del lunes, Target cancela también la superventa conocida como Viernes Negro (Black Friday), que este año caería el 27 de noviembre al día siguiente del jueves de Acción de Gracias), que concentra a una gran multitud de personas buscando mejores precios en artículos desde electrodomésticos hasta productos para el hogar.

“Esta temporada, puede contar con grandes ahorros sin las líneas extralargas, con muchas oportunidades para obtener las mejores ofertas en los artículos más populares antes y después del 26 de noviembre”, anuncia la dependencia comercial.

Tal vez un reto diferente que enfrentan estas tiendas minoristas sea el de los gastos de envío que supone un movimiento tal en su método de ventas, debido a la demanda de productos en esta significativa festividad en EE.UU.

Sin embargo, la modalidad de comprar y recoger en la puerta del establecimiento ha sido acogida con beneplácito por quienes huyen de las aglomeraciones.

Walfrido López, un exempleado de Walmart y Target, residente en Houston, dijo a la Voz de América que los clientes usan sus métodos para hacerse con los más codiciados productos y es esperar a las ofertas de ‘caja abierta’ (Open box) tras el impulso del Viernes Negro.

“Entonces veinte días después compras casi todo todo lo que quieras como ‘’open box’ a precio de ganga”, dijo.

La semana pasada Walmart también informó que tomó la decisión de cerrar sus tiendas para el Día de Acción de Gracias, el 26 de noviembre de este año.

“Sabemos que este ha sido un año difícil, y nuestros asociados han dado un paso adelante. Esperamos que disfruten de un Día de Acción de Gracias especial en casa con sus seres queridos", dijo John Furner, CEO de la compañía.

Con la cancelación de las ventas del Viernes Negro, dejarán de verse las conocidas imágenes de aglomeraciones y violencia en los grandes establecimientos cuando los compradores intentan hacerse con los mejores productos y a precios muy codiciados.

Así mismo Target anunció que adelantará las ventas de Navidad, para exponer sus productos desde octubre en la modalidad en línea, lo que probablemente sea un precedente para el futuro de la compañía.

Tal vez el reto más difícil que enfrentan estas tiendas minoristas sea el de los gastos de envío, que supone un movimiento importante en su método de ventas, debido a la demanda de productos en esta significativa festividad en EE.UU.

Para Pedro Virgos, en Miami, la medida es “algo adecuado”, según dijo a la VOA.

“Es muy probable que a esas alturas todavía estemos presionados por la situación epidemiológica y también se evitan posibles saqueadores. Pienso que a través de internet es más factible comprar, concluyó Virgos.