Travelers walk through in Terminal 3 at O'Hare International Airport Tuesday, June 16, 2020, in Chicago. Beginning June 16 at…
En marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció restricciones de viaje para 26 países europeos en un esfuerzo por contener la propagación del coronavirus.

WASHINGTON DC - Estados Unidos está trabajando con la Unión Europea (UE) y países de todo el mundo sobre cómo "reactivar con seguridad los viajes internacionales" después de meses de medidas de bloqueo y cuarentena por el COVID-19.

Los borradores de recomendaciones y los informes de los medios que han surgido de la UE sobre la reapertura de las fronteras sugieren que se puede impedir que los estadounidenses viajen a Europa debido al alto número de casos de coronavirus en Estados Unidos.

"Tenemos que asegurarnos de tener todos los elementos para reabrir los viajes entre la UE y Estados Unidos", dijo el miércoles el secretario de Estado Mike Pompeo, en una conferencia de prensa.

"Estamos trabajando para encontrar la manera correcta de hacerlo, el momento adecuado para hacerlo, las tácticas correctas para tener vigentes", dijo Pompeo. El principal diplomático de EE. UU. agregó que está "muy seguro" de que en las próximas semanas elaborarán "planes y métodos" para "recuperar los viajes globales".

Las naciones europeas parecen estar en camino de reabrir sus fronteras, a partir de julio. Los borradores de las recomendaciones internas de la UE sugieren permitir la entrada de nacionales no pertenecientes a la UE procedentes solo de países con infecciones por coronavirus estables o en disminución.

El miércoles, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. informaron más de 34,000 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el total a más de 2.3 millones de casos confirmados de COVID-19 en todo el país.

Según los datos publicados por el Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos tiene el mayor número de casos de coronavirus confirmados, seguido por Brasil y Rusia.

En marzo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció restricciones de viaje en 26 países europeos en un esfuerzo por contener la propagación del coronavirus.

Los ciudadanos estadounidenses pueden regresar del Reino Unido, Irlanda y el área Schengen que cubre 26 países europeos.