El valor de las acciones en EE.UU. subieron el martes luego del anuncio de que la Reserva Federal apoyaría aumentar la liquidez en medio de la crisis por el COVID-19.
Archivo - Un hombre usando una máscara protectora camina en Wall Street el 13 de marzo de 2020.

Las solicitudes de desempelo en EE.UU. aumentaron en 70.000 a 281.000.

El número de estadounidenses que presentaron nuevos reclamos por beneficios de desempleo aumentó la semana pasada en 70.000, lo que indica que el impacto del coronavirus se estaba empezando a sentir en el aumento de los despidos en el mercado laboral.

El Departamento de Trabajo informó el jueves que las solicitudes de beneficios, un buen representante de los despidos, aumentaron en 70.000 a 281.000 ajustados por estacionalidad la semana pasada.

Tanto el aumento de una semana como el número total de solicitudes estuvieron muy por encima de los niveles observados durante el año pasado, ya que la tasa de desempleo del país cayó a un mínimo de medio siglo del 3,5%.

A partir de enero 2020, todo vendedor ambulante debe tener un permiso para ofrecer sus productos en las calles de Los Ángeles. Una cuota más que pagar. Foto: Verónica Villafañe.
Coronavirus está devastando a vendedores ambulantes en L.A.
Coronavirus está devastando a vendedores ambulantes en L.A.

Los economistas predicen un aumento de los despidos, ya que los esfuerzos para contener la propagación del coronavirus provocan que las personas pierdan empleos en una variedad de industrias, desde restaurantes y bares hasta aerolíneas y hoteles.

Ya ha habido una serie de estados como Ohio que informaron grandes saltos en las solicitudes de desempleo. La administración Trump y el Congreso están trabajando para lograr un paquete de apoyo de alrededor de 1 billón de dólares que proporcionaría cheques a los estadounidenses que han sido afectados por el virus y apoyo para pequeñas empresas y grandes empresas como las aerolíneas.

Una propuesta del Tesoro ha sugerido gastar 500.000 millones de dólares para proporcionar cheques a los estadounidenses que han sufrido daños económicos a causa del virus.