FILE PHOTO: A man wears a protective mask as he walks on Wall Street during the coronavirus outbreak in New York
El S&P 500 obtuvo un alza máxima en dos meses y medio, después de que la promesa de una vacuna contra COVID-19 diera nuevo aliento para que la economía deje de sufrir por los embates de la pandemia.

NUEVA YORK - Wall Street subió el lunes y el S&P 500 cerró en su máximo en diez semanas, alentado por la información preliminar sobre una posible vacuna contra el nuevo coronavirus y por la promesa de nuevos estímulos para levantar una economía golpeada por la pandemia.

Después de aumentar más de un 32% desde cotas mínimas en varios años en marzo, el S&P 500 ha estado operando en un rango estrecho en mayo, ya que los inversores sopesan las esperanzas de una recuperación económica con el temor de otra ola de infectados por coronavirus.

El promedio industrial Dow Jones aumentó 907,83 puntos, un 3,83%, a 24.593,25 unidades; el S&P 500 ganó 89,59 puntos, un 3,13%, a 2.953,29 unidades; y el Nasdaq Composite agregó 219,19 puntos, un 2,43%, a 9.233,75 unidades.

"El hecho de que Moderna salió con el ensayo Fase 1 que parece ser positivo, sin duda está encendiendo la llama", dijo Ken Polcari, estratega jefe de mercado de SlateStone Wealth LLC en Júpiter, Florida. "Si hay una vacuna, toda esta incertidumbre sobre la economía y el virus desaparece".

Las acciones que han sido particularmente maltratadas por las medidas gubernamentales de confinamiento implementadas para detener la propagación del coronavirus tuvieron el lunes un buen día.

Los papeles relacionados con los viajes se encontraban entre las mayores ganadoras, con los operadores de cruceros Carnival Corp, Royal Caribbean Cruises Ltd y Norwegian Cruise Line Holdings Ltd superando el desempeño general del mercado.

Las acciones de las aerolíneas también se dispararon cuando Delta Air Lines dijo que reanudará sus vuelos en varias rutas importantes en junio.