La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, habla con periodistas frente a la Oficina del Representante Comercial de EE.UU. en Washington el miércoles, 29 de agosto de 2018.
La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, habla con periodistas frente a la Oficina del Representante Comercial de EE.UU. en Washington el miércoles, 29 de agosto de 2018.

WASHINGTON (AP) - La ministra canadiense que encabeza las negociaciones para un acuerdo comercial con Estados Unidos dijo el jueves que está "animada" por las negociaciones urgentes que buscan reestructurar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

"Seguiremos animados por la atmósfera constructiva que yo creo que ambos países traemos a la mesa", dijo a los reporteros la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, luego de salir de una reunión en Washington con el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer. 

El lunes, Estados Unidos y México alcanzaron un acuerdo para reemplazar el TCLAN (o NAFTA, por sus siglas en inglés) que data de hace 24 años, y que incluye a estos dos países y a Canadá, pero el nuevo acuerdo dejaba fuera a Ottawa. 

 Freeland llegó de prisa a Washington para tratar de reparar los daños. Ella está tratando de forjar un acuerdo entre los tres países para el viernes, cuando comienza un conteo regresivo de 90 días para la presidencia del mexicano Enrique Peña Nieto, quien deberá firmar el pacto antes de dejar el cargo el 1 de diciembre. 

 "Estamos trabajando muy intensivamente", dijo Freeland.

Ese optimismo contrastaba con las fuertes críticas que ha realizado en las últimas semanas el presidente estadounidense a Ottawa. Donald Trump advirtió que podría avanzar con un acuerdo sólo con México e imponer aranceles sobre Canadá si no se suma.

Las negociaciones entraron en una fase crucial esta semana luego de que Estados Unidos y México anunciaron un acuerdo bilateral, allanando el camino para que Canadá se una nuevamente a las conversaciones para salvar el acuerdo de 24 años, que representa más de 1 billón de dólares en comercio anual.

Trump fijó el viernes como fecha límite para que los tres países lleguen a un principio de acuerdo, con lo que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, podría firmarlo antes de dejar el poder a finales de noviembre. Bajo la ley estadounidense, Trump debe esperar 90 días para rubricar el pacto.

Se esperaba que los negociadores trabajaran toda la noche antes de sostener más conversaciones el jueves por la mañana entre la principal negociadora de Canadá, la ministra de Relaciones Exteriores Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, expresaron optimismo el miércoles acerca de llegar a un acuerdo el viernes, aunque aún queda mucho trabajo por resolver en temas específicos.

Un punto difícil para Canadá es el esfuerzo de Estados Unidos por deshacerse del mecanismo de resolución de disputas del Capítulo 19 que impide a Estados Unidos perseguir casos antidumping y antisubvenciones. Lighthizer dijo el lunes que México había acordado eliminar el mecanismo.

El Capítulo 19 permite que cualquiera de los tres integrantes pueda pedir paneles binacionales independientes cuando crea que es víctima de decisiones comerciales desleales por parte de otro miembro. Durante las negociaciones, Canadá ha insistido en mantenerlo.

Ottawa también está dispuesta a hacer concesiones en su protegido mercado lácteo, en un intento por salvar un sistema de arreglo de controversias, informó el martes el diario The Globe and Mail.