Archivo - Sede del Banco Mundial en Washington D.C.
Archivo - Sede del Banco Mundial en Washington D.C.

WASHINGTON D.C. - El Banco Mundial dio a conocer que la economía de América Latina culminará este año sin crecimiento, una importante reducción de 1.7 por ciento respecto a su pronóstico más reciente de junio.

Sin embargo, la entidad calcula que la región podría crecer 0.8% este año si excluye a Venezuela, cuya economía tiene 5 años sumida en una depresión.

La proyección de crecimiento regional nulo supera al más reciente pronóstico del Fondo Monetario Internacional, que en julio redujo drásticamente el pronóstico de crecimiento económico para América Latina de 1.4% a 0.6%, más de la mitad de lo previsto en su anterior estudio de abril.

El FMI actualizará su proyección de crecimiento la semana próxima, cuando celebre en esta capital estadounidense la reunión otoñal junto al BM.

Venezuela no es la única que ofrece resistencia al despegue porque las tres economías más grandes de la región reflejan un desempeño decepcionante: Argentina está sumida en una crisis, Brasil apenas sale de una recesión y México padece de desaceleración.

Las excepciones importantes a esa tendencia son la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en su nueva versión T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá y el acuerdo UE-Mercosur. Ambos fueron suscritos durante los últimos 12 meses y aún esperan ratificación legislativa para entrar en vigor.

Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, dijo que este tipo de acuerdos abre la puerta para que las empresas nacionales exporten a mercados más grandes y se integren en las cadenas globales de valor.

Escuche este informe aquí:

Escuche
Banco Mundial: Latinoamérica no tendrá crecimiento este año