Datos económicos mostraron que la actividad manufacturera de EE.UU. se contrajo menos de lo esperado en marzo, pero las interrupciones causadas por la pandemia de coronavirus empujaron los nuevos pedidos recibidos por las fábricas a un mínimo de 11 años.
En Wall Street, el Dow Jones registró su peor trimestre desde 1987.

Ningún avión de Easyjet en el cielo desde que la compañía británica decidió inmovilizar toda su flota.

Ningún avión comercial despega de Orly desde que el aeropuerto del sur de París cerró el martes por la noche. La compañía alemana Lufthansa tiene en tierra 700 de sus 763 aviones.

Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, las compañías de aviación comercialnecesitan una ayuda de emergencia de hasta 200.000 millones de dólares, debido a las medidas de contención y los cierres de fronteras.

En Alemania, motor económico de Europa, el gobierno anticipa que la actividad económica disminuya al menos 5% este año.

Cero, o más exactamente un +0,1%, es el crecimiento que el Banco Mundial prevé para China este año en el peor de los casos. En enero, todavía se esperaba un aumento del 5,9%.

Las predicciones más sombrías, que deben tomarse con pinzas mientras la magnitud del choque desafía los modelos habituales, son abundantes.

Los países del G20 sufrirán colectivamente este año una contracción de medio punto porcentual en su Producto Interior Bruto (PIB), según la agencia Moody’s. En Estados Unidos, según la misma fuente, sería del -2% y en la Eurozona del -2,2%.

En Wall Street, el Dow Jones registró el peor trimestre desde 1987, perdiendo 23% desde el 1 de enero. En Europa, la caída es aún más fuerte, cerca del 30% en las principales plazas. 

Escuche este informe aquí:

Escuche
Alarmantes cifras de la catástrofe económica y social del coronavirus