This picture shows a screen displaying French President Emmanuel Macron as he addresses the nation during a televised interview…
El presidente francés Emmanuel Macron en una pantalla de televisión mientras se dirige a la nación durante una entrevista televisada desde el Palacio del Elíseo sobre la situación del nuevo coronavirus en Francia. París,14 de octubre de 2020.

El presidente Emmanuel Macron ordenó el miércoles un toque de queda nocturno en París y otras ocho ciudades francesas para contener la propagación del Covid-19 después de que las tasas diarias de nuevas infecciones alcanzaran niveles récord alarmantes.

En una entrevista televisada, Macron dijo que los residentes de esas ciudades, que en conjunto albergan a cerca de un tercio de la población francesa, no podrían estar al aire libre entre las 9:00 p.m. (1900 GMT) y las 6:00 a.m. ( 0400 GMT) a partir del sábado, con una duración de al menos cuatro semanas, salvo por motivos esenciales.

"Tenemos que actuar. Necesitamos frenar la propagación del virus", dijo Macron, y agregó que la medida evitaría que las personas visiten restaurantes y hogares privados a última hora de la tarde y la noche.

"Tendremos que lidiar con este virus hasta al menos el verano de 2021", dijo Macron, y agregó que "todos los científicos" estaban de acuerdo en ese punto.

'No estaremos de fiesta' 

Dijo que los nuevos casos diarios de coronavirus deben reducirse a "3.000 o 5.000", desde los niveles actuales, que han llegado a casi 27.000.

Además de París y su región, Grenoble, Lille, Lyon, Marsella, Montpellier, Rouen, Saint-Etienne y Toulouse estaban siendo objeto de las medidas, dijo Macron. Eso significa que alrededor de 20 millones de personas se verían afectadas de una población total de unos 67 millones.

"No saldremos del restaurante después de las 9:00 pm", dijo Macron. "No estaremos de fiesta con amigos porque sabemos que ahí es donde el riesgo de contaminación es mayor".

Passengers have arrived at the main train station in Frankfurt, Germany, Monday, Aug. 10, 2020. (AP Photo/Michael Probst)
Alemania preocupada por repunte en casos de coronavirus
Alemania está sufriendo un repunte de las infecciones de coronavirus. Se están dando a razón de 20,2 casos por cada 100.000 habitantes. Anteriormente, la tasa infección fue de 3 personas por cada 100.000 habitantes. Las autoridades quieren que todos hagan su parte para vencer el repunte.

Macron reconoció que la medida era dura para los jóvenes, pero señaló que la crisis de salud dejó pocas opciones. "Es difícil tener 20 años en 2020", reconoció.

Instó a las personas a limitar las reuniones en sus hogares a seis personas y a usar máscaras protectoras en tales ocasiones.

Cualquiera que se encuentre al aire libre durante el toque de queda sin una autorización especial enfrentará una multa de 135 euros (159 dólares), y más de 10 veces esa suma para los reincidentes, dijo Macron.

El sector hotelero francés inmediatamente rechazó los toques de queda, calificándolos de "un cierre disfrazado" para restaurantes, cafés y hoteles, según un comunicado conjunto de sus federaciones.

'Catástrofe sanitaria' 

"Estamos en una situación preocupante", dijo Macron, aunque insistió en que Francia no "ha perdido el control" del virus y que un segundo bloqueo total, como la medida de dos meses a principios de este año, sería "desproporcionado".

Macron dijo que el 32% de los 5.000 centros de cuidados intensivos de Francia estaban ocupados actualmente por pacientes con coronavirus, una proporción que debía reducirse "al 10 o al 15 por ciento como máximo".

Según las últimas cifras oficiales, 1.633 personas están en cuidados intensivos en Francia en comparación con una capacidad nacional de 5.000. Unas 33.000 personas han muerto por coronavirus en Francia.

También dijo que Francia pronto adoptará una "nueva estrategia de prueba", que podría incluir la autoprueba, y permitiría una reducción "drástica" en la espera de un resultado.

Admitió que una aplicación de teléfono francesa muy anunciada, StopCovid, "no había funcionado" y se había descargado mucho menos que aplicaciones similares en los vecinos de Francia, y agregó que se presentaría una nueva aplicación a finales de este mes.

El miércoles temprano, el gobierno francés volvió a imponer un estado de emergencia sanitaria nacional para permitir que se tomen "medidas proporcionales a los riesgos para la salud".

Según el acta de una reunión de gabinete, Francia se enfrenta a "una catástrofe sanitaria",.

El estado de emergencia sanitaria es un marco legal que permite al gobierno tomar medidas estrictas para luchar contra la pandemia, como el cierre nacional durante la primavera, el cual necesitaba renovarse después de que expiró en julio.