El portavoz del Ministerio de Salud Pública de Irán, Kianush Jahanpur, informó de la cifra por Twitter y dijo que una persona muere de coronavirus en el país cada 10 minutos y 50 resultan infectadas.

Irán es uno de los países que más está sufriendo la pandemia del coronavirus, donde hasta este jueves han muerto 1.284 personas, la tercera cifra de fatalidades en el mundo.

El portavoz del Ministerio de Salud Pública de Irán, Kianush Jahanpur, informó de la cifra por Twitter y dijo que una persona muere de coronavirus en el país cada 10 minutos y 50 resultan infectadas.

Irán tiene hasta ahora 18.407 casos de coronavirus y reportó 1.046 casos nuevos y 149 muertes este jueves.

Las autoridades admitieron sus primeros casos del virus a mediados de febrero y desde ese momento el aumento de enfermos ha sido alarmante.

El gobierno ha ordenado el cierre de escuelas y universidades, y suspendido los eventos deportivos, culturales y religiosos para evitar las aglomeraciones de personas. Incluso cuatro santuarios chiitas que atraen a miles de fieles diariamente fueron obligados a cerrar.

El virus también trastornó las celebraciones del Año Nuevo Nowruz que comenzaban el viernes y tampoco se celebrará el día anual del programa nuclear el mes que viene.

El personal médico de un hospital temporal en Wuhan, China, celebra la salida del último paciente de coronavirus el 9 de marzo de 2020.
Wuhan, cuna del coronavirus, no reporta casos nuevos
Más de 60 millones de personas estuvieron en cuarentena en la ciudad china de Wuhan en el peor momento del brote de coronavirus a finales de enero.

El viceministro de Salud, Alireza Raisi, exhortó al público a evitar viajes y multitudes, y dijo a los iraníes que los próximos días representaban dos “semanas doradas” para intentar contener el virus.

También criticó a la gente por no seguir las recomendaciones de quedarse en casa. “Ésta no es una situación buena en absoluto”, dijo.

La televisión estatal informó este jueves que el líder supremo, Ayatolá Alí Jamenei, perdonará a 10.000 reclusos, en otro esfuerzo aparente para combatir al coronavirus.

Por su parte, el presidente Hasán Rouhani ha defendido la respuesta de su gobierno tras acusaciones generalizadas de que las autoridades actuaron demasiado despacio antes que el virus se propagara con rapidez por todo Irán.

El funcionario designado inicialmente para responder al coronavirus en el país, Iraj Harirchi, apareció hace unos días ante las cámaras de televisión, tosiendo y sudando abundantemente, y prometió que el virus no era un peligro para Irán.

"Las cuarentenas son algo de la Edad de Piedra”, dijo.

Un día después, él estaba en cuarentena por haber contraído el virus.

Según el periódico israelí Haaretz, Irán tiene uno de los mejores sistemas médicos en el Oriente Medio, pero todo aparenta que no da abasto con el número de casos y pidió un ayuda exterior de 172 millones de máscaras.

Además, solicitó al Fondo Monetario Internacional un préstamo de 5.000 millones de dólares, el primero desde 1962.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, acompañado del comisionado de la FDA, Stephen Hahn, y Deborah Birx, quien lidera el grupo operativo de la Casa Blanca que gestiona la lucha contra el coronavirus, durante una rueda de prensa celebrada el 19 de mar...
Trump sobre la pandemia: "No es un acto de Dios"
“Algunos dirían que se trata de un acto de Dios. Yo no lo veo así -no es un acto de Dios- sino como algo que sorprendió a todo el mundo“, dijo el mandatario durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.