Nurse Jessica Franz leaves the Olathe Medical Center after working the graveyard shift Thanksgiving Day Nov 26, 2020 that she is celebrating without her mother-in-law, Elaine Franz, who died of the coronavirus on Nov. 10, a day before her 78th birthday.
La enfermera Jessica Franz, del Centro Médico de Olathe, después de trabajar el turno de la noche el Día de Acción de Gracias, el cual celebró sin su suegra, Elaine Franz, quien murió de coronavirus el 10 de noviembre, un día antes de cumplir los 78 años.

MONTGOMERY, EE.UU. - Los hospitales de Alabama, en Estados Unidos, se están preparando para un repunte de casos de COVID-19 después del Día de Acción de Gracias pues las infecciones ya estaban aumentando antes de las reuniones familiares del día feriado, dijeron funcionarios.

"Se va a poner bien mal" dijo el director Don Williamson, el ex funcionario de salud que ahora preside la Asociación de Hospitales de Alabama. “A menos que ocurra un milagro, vamos a tener una situación sustancialmente peor para mediados de diciembre”.

Alabama recientemente alcanzó récords en el número de casos diarios reportados y en el número de personas hospitalizadas, que fue de 1.400 la semana pasada, acercándose al punto álgido del verano con 1.700 casos diarios. Funcionarios de la salud han expresado preocupación de que una nueva ola de casos vendrá después de las reuniones familiares del Día de Acción de Gracias, poniendo presión adicional en el sistema médico estatal.

El promedio de nuevos casos diarios en Alabama se ha aumentado de 1.519 casos por día, el 10 de noviembre, a 2.288 nuevos casos por día, el 24 de noviembre, según datos del Proyecto de Monitoreo del covid. El promedio diario de muertes ha aumentado en las últimas dos semanas de 19 muertes diarias el 10 de noviembre, a 24 muertes por día el 24 de noviembre.

Pablo Vázques, enfermero hispano del Houston Methodist Hospital, quien se ofreció como voluntario para supervisar el trabajo de enfermería en la sala de pacientes de coronavirus de su hospital.
Médicos hispanos en el frente de batalla contra el coronavirus en EE.UU.
La pandemia del coronavirus ha golpeado al mundo entero. En Estados Unidos, muchos de los trabajadores de la salud que están al frente de la batalla, son hispanos. Entre ellos hay médicos, enfermeros y paramédicos, que asisten a pacientes y acompañan hasta el final a los que no consiguen sobrevivir y fallecen alejados de sus familiares.

Williamson dijo que una preocupación significativa para los hospitales es el número de enfermeras y otros empleados médicos que están de baja porque se contagiaron con el COVID-19 o estuvieron expuestos.

"Hablé con todos los hospitales en el estado el lunes. La preocupación universal es el personal”, dijo.

El presidente del Hospital Huntsville, David Spillers, dijo que los pacientes de COVID-19 representan hasta un 30% de todos los pacientes en hospitales regionales pequeños. Está preocupado por un repunte en diciembre que, a diferencia del repunte del verano, vendría en un momento en que los hospitales ya estarían lidiando con otras enfermedades respiratorias típicas del invierno.

Mientras una vacuna esté en el horizonte, Spillers urgió a la gente a no abandonar las precauciones.

"Ayúdenos a pasar por esto”, rogó Spillers. “Estamos acercándonos a estar abrumados si los números continúan aumentando como lo han venido haciendo”.

El doctor David Thrasher, un neumólogo de Montgomery, dijo que el estado “se está acercando al Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo en muy malas condiciones”.

"Tu estás cansado de escuchar sobre las mascarillas y yo estoy cansado de hablar sobre ellas. Sin embargo, son nuestra mejor arma para atravesar este desastre”, escribió Trasher en una declaración sobre el estado de la pandemia.

Two people walk down the main shopping and dining street in Burbank, California, currently closed to vehicular traffic to allow…
Autoridades de Estados Unidos "desbordadas por el COVID" piden a la gente que se quede en casas
Autoridades de Estados Unidos "desbordadas por el COVID" piden a la gente que se quede en casas

El doctor Kierstin Kennedy, jefe de medicina hospitalaria en la Universidad de Alabama, en Birmingham, dijo esta semana que las celebraciones de los días feriados, donde la gente se reúne en ambientes bajo techo, son el escenario ideal para el contagio del COVID-19.

"Estamos muy preocupados sobre el potencial crecimiento de las cifras”, dijo Kennedy, pero agregó que la gente puede evitarlo al tomar las debidas precauciones.

Kennedy apuntó que el COVID-19 es frecuentemente transmitido antes que la gente sepa que están enfermos, por lo que es importante mantener las precauciones como usar mascarillas y recordar que el virus puede contagiarse en pequeños grupos.

"Toda persona a la que admito, lo que me dice es que 'bien, yo estuve con una o dos personas', o 'yo sólo estuve ahí por una hora aproximadamente'. En sus mentes, lo que están haciendo es de bajo riesgo”.