Guatemala presidente Alejandro Giammattei consideró importante cerrar sus fronteras a extranjeros para evitar el contagio.
Guatemala presidente Alejandro Giammattei consideró importante cerrar sus fronteras a extranjeros para evitar el contagio.

Guatemala dijo el lunes que suspenderá todos los vuelos durante dos semanas y prohibirá el ingreso de extranjeros al país, mientras autoridades de Costa Rica, El Salvador y Honduras endurecían las medidas para contener la propagación del coronavirus.

"El último vuelo por la vía aérea entrará el día de hoy a las 24 horas y a partir de las cero horas del martes 17 de marzo estaremos incomunicados por la vía aérea con cualquier destino del mundo", dijo el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, en un discurso televisado en cadena nacional.

Costa Rica, con 41 casos confirmados, también ordenó el cierre de sus fronteras a los extranjeros, como parte de una serie de medidas anunciadas por el presidente, Carlos Alvarado, que declaró estado de emergencia en todo el territorio y pidió el cierre de todos los centros de estudios durante un mes.

En Honduras, la mayor parte de la actividad permanecía detenida después de que el gobierno decidió enviar a sus hogares a miles de trabajadores del sector público y privado, cerrar temporalmente las fronteras y suspender los servicios de transporte urbano.

Guatemala y Honduras han informado que el virus ha infectado a seis personas en cada país.

El Salvador, que hasta ahora no tiene registrados casos confirmados, impuso restricciones de viaje, invocando poderes de emergencia para suspender algunos derechos constitucionales. Más de 1.500 personas permanecían confinadas en centros de cuarentena.

En Honduras, el paro de actividades tiene como excepciones a funcionarios que trabajan en atención médica, servicios de emergencia, seguridad y defensa nacional, aduanas, migración, puertos y terminales aéreas.

En el sector privado, por su parte, se mantenía en operación la banca, hospitales, empresas farmacéuticas y de telecomunicaciones, supermercados, estaciones de servicio y operadores de carga, dijo el gobierno.