El presidente de EE.UU. Donald Trump habla en conferencia de prensa en la Casa Blanca, sobre la respuesta de su gobierno al coronavirus. Marzo 15 de 2020.
El presidente de EE.UU. Donald Trump habla en conferencia de prensa en la Casa Blanca, sobre la respuesta de su gobierno al coronavirus. Marzo 15 de 2020.

Con la compra de pánico en las ciudades y las ventas masivas impulsadas por el miedo en Wall Street, la Reserva Federal de EE.UU. redujo las tasas de interés a casi cero el domingo en otro movimiento de emergencia para ayudar a apuntalar la economía nacional en medio de la pandemia mundial de coronavirus que aumenta rápidamente.

La Fed ya recortó las tasas de interés en medio punto porcentual el 3 de marzo en una reunión de emergencia, el primer recorte de emergencia desde la crisis financiera en 2008. El banco central dijo que estaba recortando las tasas a un rango objetivo de 0% a 0.25%.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó la medida de "excelente" y "muy buena noticia".

Los estadounidenses están despertando a una nueva realidad a medida que se propaga el coronavirus, con los estantes de las tiendas sin papel higiénico, las escuelas cerradas y las grandes reuniones prohibidas.

VIcepresidente Mike Pence. Foto: Steve Herman, VOA.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo que las pruebas de coronavirus se estaban expandiendo con más de 2,000 laboratorios en todo el país listos para procesar pruebas y 10 estados que operan pruebas de acceso directo.

El subsecretario de Salud, Brett Giroir, dijo que habrá 1.9 millones de pruebas de alto rendimiento disponibles esta semana.

El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que Estados Unidos estaba entrando en una nueva fase de pruebas de coronavirus.

Estados Unidos se ha quedado atrás de otras naciones industrializadas en su capacidad para detectar el coronavirus. A principios de marzo, la administración Trump dijo que cerca de 1 millón de pruebas de coronavirus pronto estarían disponibles y que cualquiera que necesitara una prueba obtendría una, una promesa que no cumplió.

Con pruebas limitadas disponibles, los funcionarios estadounidenses han registrado casi 3.000 casos y 62 muertes. A nivel mundial, más de 162,000 están infectados y más de 6,000 han muerto.

No acaparar

La Casa Blanca hizo un llamado a los estadounidenses para que no acaparen a medida que se propaga el coronavirus, asegurándoles que las cadenas de suministro de comestibles eran fuertes.

Trump sostuvo una llamada telefónica el domingo con 30 ejecutivos de supermercados, incluidos Whole Foods de Amazon.com Inc, Target Corp, Costco Wholesale Corp y Walmart Inc, dijo la Casa Blanca.

Trump dio negativo para el coronavirus, dijeron sus médicos el sábado, cuando el presidente extendió una prohibición de viajar a Gran Bretaña e Irlanda para tratar de frenar la pandemia.

Los viajeros que regresaron a Estados Unidos y fueron evaluados para detectar el coronavirus se encontraron con largas colas y demoras masivas en algunos aeropuertos importantes, lo que llevó a los funcionarios federales a desplegar más personal y a Trump pedir paciencia.

Trump dijo que los controles del aeropuerto "se mueven lo más rápido posible, pero es importante estar atento y tener cuidado".

Aumentan cierres

Las medidas de contención de EE.UU. hasta ahora han sido leves en comparación con los bloqueos a nivel nacional impuestos en Italia, Francia y España. Sin embargo, Ohio e Illinois ordenaron el domingo que cerraran todos los bares y restaurantes, aunque todavía se permite llevar a cabo la entrega.

Doctor Anthony Fauci , director del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU.

"Creo que los estadounidenses deberían estar preparados para tener que resguardarse en sus casas mucho más de lo que lo estamos haciendo nosotros como país", dijo Fauci en "Meet the Press" de NBC. Las personas mayores y las personas con afecciones subyacentes deben ser especialmente cautelosas.

Fauci dijo que no veía restricciones de viaje doméstico en el futuro inmediato, pero advirtió, como lo hizo la semana pasada, que el brote empeoraría antes de mejorar.

Cuando se le preguntó si pensaba que las autoridades estadounidenses deberían imponer un bloqueo de 14 días para tratar de detener la propagación del virus, Fauci dijo: "Sabes, preferiría (eso) tanto como sea posible. Creo que deberíamos ser demasiado agresivos y ser criticados por sobre reaccionar".

Fauci dijo en "Face the Nation" de CBS que la idea de cerrar restaurantes en Estados Unidos "podría ser exagerada en este momento, pero todo está sobre la mesa". Dijo que él mismo no iría a un restaurante.

"Si parece que estás exagerando, probablemente estás haciendo lo correcto", dijo Fauci.

Aunque a los estadounidenses no se les prohíbe ir al cine, la venta de entradas en América del Norte cayó a su nivel más bajo en más de dos décadas este fin de semana, según la firma de medición Comscore.

Escuelas de Nueva York cerradas

El gobernador demócrata del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que las escuelas en los condados de Nueva York, Westchester, Nassau y Suffolk cerrarían a partir del lunes, y pidió a Trump, un republicano, que movilice al Cuerpo de Ingenieros del Ejército para crear más camas de hospital.

Andrew Cuomo , gobernador del estado de Nueva York.

"Hemos tenido desacuerdos sobre sus acciones contra Nueva York, que podemos seguir en otro momento. Hoy, trabajemos juntos como estadounidenses. El tiempo es corto", escribió Cuomo el domingo en un artículo de opinión en el New York Times.

Cuomo ha sido criticado por no cerrar escuelas como lo han hecho otros estados, dado que Nueva York tiene un gran grupo de casos de coronavirus.

El contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, pidió un cierre de toda la ciudad. "No podemos seguir con los negocios como de costumbre. Se trata de todos nosotros. Se trata de proteger a nuestros más vulnerables", dijo en un comunicado.