FILE - In this Wednesday, Aug. 5, 2020 file photo, senior Clinical Research Nurse Ajithkumar Sukumaran prepares the COVID 19…
La encuesta encontró que algunos temen que la vacuna sea aprobada precipitadamente antes de comprobar su eficacia y seguridad.

Casi la mitad de los estadounidenses, o un 49%, dice que definitivamente o probablemente no se vacunarían si hoy estuviera disponible una vacuna para el nuevo coronavirus, mientras que un 51% sí lo harían, reflejó una encuesta del Pew Research Center llevada a cabo a principios de este mes.

El 49% que se inclina hacia rechazar la vacuna citó preocupaciones sobre los efectos secundarios de la misma.

La confianza del público en una vacuna segura contra la COVID-19 se ha derrumbado. En mayo, una encuesta del centro Pew reveló que el 72% de los estadounidenses dijeron que se vacunarían si la vacuna estuviera disponible.

Sólo un 21% en la encuesta de este mes dijo que definitivamente se vacunarían.

La reciente encuesta encontró que el 77% de los estadounidenses cree que las vacunas en desarrollo en Estados Unidos probablemente serían aprobadas antes de comprobarse su eficacia y seguridad.

President Donald Trump speaks during a news conference in the James Brady Press Briefing Room of the White House, Friday, Sept…
Trump asegura que EE.UU. "esencialmente" tiene ya una vacuna contra la COVID-19
Estados Unidos tiene 6.694.434 casos confirmados de COVID-19 y ha registrado 198.055 muertes desde el comienzo de la pandemia, según datos de la universidad Johns Hopkins.

El 78% de los más de 10.000 encuestados citaron como una preocupación mayor la posibilidad de que la aprobación de la vacuna sea tramitada muy rápidamente y que no se garantice su seguridad o eficacia.

En comparación, solo un 20% dijo que están más preocupado con que la aprobación sea muy demorada.

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dieron a conocer el miércoles un plan para empezar a distribuir las vacunas a 24 horas de su aprobación. Según dicho plan, la vacuna sería distribuida una vez que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) autorice su uso de emergencia y muy posiblemente sería administrada primero a los trabajadores de la salud.

La agencia dijo que la vacuna se aplicará sin costo alguno a todos los estadounidenses, una vez esté disponible.