A woman with a face mask gets a pedicure at a nail shop as plexiglass dividers are installed to protect customers and employees…
Una mujer con tapabocas y detrás de una barrera de cristal plástico recibe un pedicuro en una sala de belleza en Los Ángeles, California

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA- - La amenaza de COVID-19 en California, donde han muerto casi 7.000 personas a causa de la enfermedad, sigue siendo muy real. Y la situación está empeorando, con un repunte de nuevos casos de coronavirus y hospitalizaciones. El índice de positividad en todo el estado es de más del 7%, pero en la ciudad de Los Ángeles es de 9,2%.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles ha confirmado 50 nuevas muertes y 1.777 nuevos casos de COVID-19. Asimismo, el número de muertes nuevas sigue siendo mayor que el promedio de 7 días (24 muertes), por lo que el virus tiene a la ciudad en estado de alerta. 

“El nivel de riesgo de infección de hoy es anaranjado, esto indica que el riesgo es alto y debes asumir que todos alrededor de ti están infectados”, dijo Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles.

El alcalde Garcetti señaló que las próximas dos semanas son críticas, indicando que el aumento en el número de personas hospitalizadas con COVID-19, que el jueves superó las 2.000, es  preocupante. En junio, el promedio era 1.400.

“Si se vuelve peor estaremos en nivel rojo con el riesgo de infección más alto y seguramente regresaremos a un orden para quedarse en casa”, aseguró el funcionario.

Asimismo, las autoridades de gobierno y de salud reclaman que muchas personas no están cumpliendo con las medidas de prevención, como el uso de máscaras en espacios públicos y mantener distancia física, entre otras recomendaciones básicas.

People wear face masks as they use the beach boardwalk during the outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), in Huntington…
California inicia campaña para promover el uso de tapabocas
El coronavirus sigue su ataque en California, y ante aumentos alarmantes de nuevos casos y hospitalizaciones, el gobernador y funcionarios del estado están tomando más acción, para detener la propagación.

Tras la reapertura de negocios, y las protestas masivas por la muerte de George Floyd, se alentó a todos los residentes a hacerse pruebas, para tratar de contener nuevos brotes del virus. Hasta la fecha, se han realizado más de 1.200.000 solo en el área de Los Ángeles.

Debido a la gran demanda para pruebas de detección del coronavirus, el condado nuevamente está priorizándo a las personas que tienen síntomas, las que creen que pudieron haber estado expuestas o que son trabajadores esenciales.

Según informes, actualmente hay 2.037 personas hospitalizadas, el 26% de estas personas son casos confirmados en la UCI y el 17% son casos confirmados en ventiladores. Esto sigue siendo sustancialmente más alto que las 1.350 a 1.450 hospitalizaciones diarias observadas hace cuatro semanas.

[Adaptación: Herbert Zepeda]