La inminencia de un acuerdo entre demócratas y republicanos para apuntalar la economía ha inspirado confianza en las bolsas de valores alrededor del mundo.
Los cierres de comercios en Estados Unidos por el coronavirus están dejando las calles vacías y afectando el bolsillo de los trabajadores, que ahora tienen menos dinero para hacer frente a sus necesidades.

MIAMI - La crisis del nuevo coronavirus va a impactar gravemente en el envío de remesas desde Estados Unidos hacia Latinoamérica, y los expertos recomiendan a las personas que sean discretos en sus gastos y tengan paciencia.

Ciertos países latinoamericanos cuya economía depende en gran parte del dinero que envían familiares desde Estados Unidos van a sentir el impacto, dijo a la Voz de América vía Skype el economista Tulio Rodríguez.

“Son países como Colombia, Guatemala, México, Honduras, Republica Dominicana, Haití, Ecuador, El Salvador, Nicaragua”, señaló Rodríguez.

El economista explicó que “estos países tienen que prepararse para que en las próximas semanas sus familiares que están aquí (en Estados Unidos) no estarán en la misma posición de enviar remesas”.

“Básicamente, sus puestos de trabajo estarán eliminados y en algunos casos estarán suspendidos”.

Los primeros afectados serán los trabajadores de servicios de comida y transporte, añadió.

El experto indica que entre 2017 y 2018, los envíos de dinero en los países mencionados se incrementaron entre el 6% y el 16%, pero el escenario va a cambiar de manera negativa ante la pandemia y es necesario que estas economías latinoamericanas escuchen una recomendación.

Cuánto aportan las remesas a Latinoamérica

 

“Discreción en el consumo y pensar que los dólares que recibían todos los meses los van a recibir en una cantidad limitada y eventualmente pudieran no recibirlos”, dijo Rodríguez.

Los receptores de estos envíos deben entonces reducir cualquier compromiso que tengan dependiendo de esos dólares.

“Deben reevaluar esos compromisos”.

El economista expresó su optimismo en que la situación mejorará cuando pase la crisis del coronavirus y calcula que la recuperación de la economía será rápida, pues las bases de la cadena de producción estadunidense permanecen intactas ante la crisis mundial.

Coronavirus está devastando a vendedores ambulantes en L.A.