Existen diferentes barrios en Caracas donde no llega el agua directamente a las casas. La Voz de América tiene los testimonios.

CARACAS, VENEZUELA - La falta de agua en Caracas, Venezuela, es una realidad que en medio del brote del COVID-19, está impidiendo a muchos venezolanos cumplir con las recomendación de lavarse las manos adecuadamente.

Venezuela enfrenta la llegada del coronavirus con fallas en el acceso al agua potable. El Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos reveló que en un 55 por ciento de los hogares en Caracas, la capital del país, el agua falta entre uno y cuatro días por semana.

"Esa es la forma de uno lavarse las manos aquí, porque la tubería, por aquí no llega el agua. Aquí jamás va a salir agua de la tubería", dice Aura Sarmiento, mientras extrae con un recipiente agua de una olla antigua.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que se deben mantener limpias las manos para evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, el agua, en el barrio pobre de Caracas donde vive, no llega directamente a su casa.

En un mensaje navideño, el director de la ONG, Alfredo Romero, reveló que esta sería la cifra más alta de presos políticos que la organización ha registrado en una Navidad.
“No hay ninguna medida de prevención”: Preocupación por salud de presos políticos venezolanos en tiempo de coronavirus
A la crisis en todos los órdenes que atraviesa Venezuela, se suma ahora el COVID-20. Entre las poblaciones más vulnerables están los reclusos, entre ellos los presos políticos, dada las malas condiciones de los centros penitenciarios.

Según Jesús Vásquez, coordinar de la ONG Monitor Ciudad, "el 70 por ciento del tiempo, la gente no recibe agua en Caracas. Tiene que almacenarla. El 90 por ciento de la población tiene sus tanques. Todo el mundo está almacenando".

"Aquí nunca llega el agua. Hemos pasado hasta 700 días sin una gota de agua", cuenta Aura preocupada. Por eso, debe llenar recipientes en otras zonas para garantizar el aseo del hogar.

"Tengo a mi esposo y mis hijos que cargan agua todos los días. Ellos cargan todas estas botellas que tú ves aquí. Es difícil la higiene. Con un poquito uno está pendiente de lavarse las manos a cada rato. Pero si no hay agua para lavar. Ni siquiera la lavadora la puedes usar, porque el agua no llega", relató Aura a la Voz de América.

Es tal su preocupación que debe tomar medidas adicionales para no agotar las reservas de agua que tiene en casa

Incluso, dice que “es una lástima gastar agua limpia. Tratamos de reciclar lo más que se pueda para poder bajar la poceta".

"Nos bañamos dentro de una ponchera para poder recoger esa agua y tenerla, almacenarla para mantener el baño limpio“, agrega la venezolana.

En el caso de Aurelia, lleva dos años que no toma una ducha dentro de su residencia, pues por sus tuberías tampoco sale el agua.

“En las últimas 24 horas ningún caso ha salido positivo”, informó la vicepresidenta del gobierno en disputa de Venezuela, Delcy Rodríguez.
Gobierno de Maduro pide “ayuda humanitaria especial” a la OMS
Gobierno de Maduro pide “ayuda humanitaria especial” a la OMS

"Me he ido a bañar a casa de mi hermana, aquí no", cuenta la venezolana.

Las fallas en el servicio se reportan en urbanizaciones de cualquier estrato social.

La venezolana Belkis Apolinar afirmó a la VOA que "los racionamientos son 10 minutos en la mañana, 10 al mediodía y 10 en la noche, por lo cual, entenderá que es muy difícil mantener la pulcritud" .

Para paliar las fallas, esta última semana, la empresa estatal encargada de gestionar el agua en Caracas ha anunciado la reparación de averías en el sistema y el mantenimiento de las estaciones de suministro.