FILE PHOTO: Media tour at Chinese vaccine maker Sinovac Biotech in Beijing
Un trabajador realiza un control de calidad en las instalaciones del fabricante chino de vacunas Sinovac Biotech, que desarrolla una vacuna experimental contra el COVID-19, en Pekín, el 24 de septiembre de 2020.

RIO DE JANEIRO, BRASIL - El regulador brasileño Anvisa autorizó el viernes a un centro biomédico a importar 6 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus Sinovac, un día después de que el presidente Jair Bolsonaro dijera que Brasil no compraría la vacuna china.

El Instituto Butantan de Sao Paulo planea importar inicialmente la vacuna de Sinovac, que se encuentra en ensayos de fase 3 realizados con la ayuda de una universidad local y aún no está aprobada para un uso más amplio en Brasil. Butantan finalmente fabricaría la vacuna si se demuestra su eficacia.

El gobernador de Sao Paulo, João Doria, dijo el viernes que Anvisa le dijo que no cederá ante la presión política sobre la aprobación de posibles vacunas contra el coronavirus.

Brasil tiene el segundo brote más mortal de COVID-19 después de Estados Unidos, con 156.471 muertos.