Las marchas, que habían sido convocadas en Managua, tuvieron que replegarse hacia iglesias y aparcamientos en la ciudad, debido a la fuerte presencia de grupos antimotines.
Las marchas, que habían sido convocadas en Managua, tuvieron que replegarse hacia iglesias y aparcamientos en la ciudad, debido a la fuerte presencia de grupos antimotines.

La oposición en Nicaragua tuvo que cambiar sus planes respecto a una jornada de protestas convocada para el domingo debido a la represión por parte de la policía nacional.

Las marchas, que habían sido convocadas en Managua, tuvieron que replegarse hacia iglesias y aparcamientos en la ciudad, debido a la fuerte presencia de grupos antimotines en las principales vías de la ciudad, según informó el periódico La Prensa.

De acuerdo con dos comunicados emitidos por la opositora Alianza Cívica, no se otorgaron los permisos policiales para las manifestaciones a pesar de que cumplían con “los requisitos establecidos por la Constitución y las leyes”.

“El gobierno de Nicaragua volvió a violar el derecho humano y constitucional que tienen los nicaragüenses a movilizarse”, escribió el grupo de organizaciones el domingo.

​​Las protestas habían sido convocadas para pedir la liberación de los presos politicos, el cumplimiento de los compromisos firmados en la mesa de diálogo por parte del presidente Daniel Ortega y el rechazo al asesinato de Eddy Montes, un abogado opositor que murió baleado en una cárcel en la capital el 18 de mayo