Esta semana la oposición anunció en Nicaragua la Gran Unidad Opositora y pretende ser el referente de resistencia democrática para los comicios en 2021. 
El sacerdote Edwin Román fue detenido y golpeado, antes de ser liberado, en Masaya, el miércoles por la noche.

El sacerdote Edwin Román fue detenido y luego liberado en Nicaragua el miércoles, informó la Arquidiócesis de Managua. 

El sacerdote Román es párroco en la ciudad de Masaya. El miércoles durante el camino a su parroquia, fue detenido por la policía nicaragüense. 

Winder Morales, quien es encargado de las comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Nicaragua confirmó la detención y liberación del sacerdote. Morales señaló que también lo habrían golpeado.

En su cuenta de Twitter, Morales escribió “Mi solidaridad y oraciones por el padre Edwin Román. Hace un momento fue detenido y golpeado cobardemente por la policía... el padre ya fue liberado”.

​​La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos indicó como violación a los derechos humanos la detención del sacerdote Román. La asociación publicó en su cuenta de Twitter condenando la retención.

​​El 11 de septiembre de 2018, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pidió al estado nicaragüense que se respetara al sacerdote Edwin Román, quien se volvió una figura notable en las protestas de 2018.

El sacerdote Román ha sido preso de amenazas desde que inició la crisis en Nicaragua, el 18 de abril de 2018. Él se ha pronunciado contra el régimen del gobierno de Daniel Ortega, incluso, auxiliando a ciudadanos nicaragüenses que son atacados por las fuerzas militares.

El 10 de septiembre de 2018, el sacerdote acusó al subdirector de la policía de Nicaragua, el comisionado general Ramón Avellán de agresión verbal y física.