Nicaragua familiares de presos politicos
Una manifestación de familiares de presos politicos en Managua el 14 de septiembre de 2020. Foto de Houston Castillo, VOA.

MANAGUA - Un día antes del inicio de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aprovechó un acto público para tachar de falsas las acusaciones contra su gobierno, señalado por violaciones a los derechos humanos contra manifestantes arrestados por razones políticas.

Ortega se refirió en específico a las denuncias planteadas recientemente por familiares de los encarcelados, quienes dijeron que los reos se cosieron los labios en señal de protesta y amenazaron con coser también sus párpados por las presuntas condiciones inhumanas en las que se encuentran.

El mandatario calificó de mentiras estas denuncias e invitó a los familiares a que visiten a los encarcelados y comprueben que no existen malos tratos en el sistema penitenciario.

Añadió que las denuncias de los familiares de presos políticos son para que la OEA, donde se discute este miércoles una resolución que busca presionar a su gobierno para que reforme el sistema electoral antes de los comicios de noviembre del 2021, tome cartas en el asunto.

“Ya sabemos, como siempre hay prisioneros que inventan que los están torturando”, dijo Ortega.

Añadió que “ahí están abiertas las puertas de las cárceles para que puedan visitarlos. Dicen que tienen cosidos labios, ya quisiera verlos (…) inventan cosas para crear una imagen negativa del gobierno para que organismos internacionales manejados por los yanquis (Estados Unidos), como la OEA, busquen qué hacer”, señaló Ortega.

Además, reaccionó furibundo por las sanciones impuestas por el Tesoro de Estados Unidos contra al menos 22 funcionarios y su círculo cercano, incluidos su esposa e hijos, y en su arenga añadió que la Unión Europea se ha sumado a lo que considera “una violación a la soberanía del país”.

“Algunos países de la Unión Europea fácilmente se prestan a ser parte de la política intervencionista que ordenan los yanquis. Ellos corren a repetir, si el yanqui aplica una sanción, entonces vienen ellos y aplican otra sanción”, dijo Ortega.

“¿Y a ellos quién los sancionan? A los europeos, a los yanquis, ¿quién los sanciona por violar los derechos humanos?”, agregó. 

Su esposa, la también vicepresidenta Rosario Murillo, aprovechó el mismo acto para felicitar al virtual ganador de las elecciones presidenciales de Bolivia, Luis Arce, y sin mencionar nombres se unió a atacar a organismos internacionales que según ella “cercenan los derechos humanos y son verdugos de nuestros pueblos”.

Una delegación de derechos humanos se presentó el 20 de octubre de 2020 a constatar la condición de los prisioneros políticos en Nicaragua pero no se le permitió la entrada.

Niegan entrada a organismos de derechos humanos a los penales

Tras las declaraciones de Ortega, una delegación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) acudió a la cárcel La Modelo, de Tipitapa, pero no se les permitió el acceso.

El abogado de la CPDH, Denis Darce, dijo que esta visita tenía como objetivo observar las instalaciones del sistema penitenciario y conversar con los presos políticos, especialmente los que están en huelga y se cosieron los labios.

“Los funcionarios de la entrada nos dijeron que todo procedimiento tiene que ser autorizado por el Ministerio de Gobernación. Nosotros obviamente veníamos preparados con esta situación y tenemos las cartas dirigidas tanto al jefe del centro penal como a la Ministra de Gobernación para verificar esta situación. Nos dijeron que no las podían recibir. Creo que hay una situación encaminada a obstaculizar siempre el proceso”, afirmó Darce.

En el lugar se presentaron familiares de los manifestantes, como Petrona Rodríguez, madre del preso político José Santos Sánchez, quien según ella afirma que se encuentra en una celda de castigo.

“Tengo un mes de no ver a mi hijo. Que me lo saquen porque él es inocente. Ya tiene más de 10 meses de estar retenido injustamente. Quiero que me le den libertad a mi hijo”, dijo Rodríguez.

Según organizaciones de derechos humanos hay más de 100 presos arrestados por razones políticas en Nicaragua.