Imagen de la Asamblea Nacional de Nicaragua. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]
Imagen de la Asamblea Nacional de Nicaragua. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]

MANAGUA - La sanciones impuestas a los legisladores del PLC se produce en un momento en que numerosos nicaragüenses acusan al presidente Ortega de falta de liderazgo ante el brote de coronavirus que sacude al país.

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, sancionó a los diputados opositores del partido Liberal Constitucionalista (PLC) que decidieron ponerse en cuarentena ante la pandemia del COVID-19 y el aumento de casos detectados en el país.

Azucena Castillo, diputada de este partido, dijo que la decisión de ausentarse de la Asamblea también fue tomada debido a que en las sesiones parlamentarias no se les permitía abordar la crisis sanitaria ni presentar medidas económicas para enfrentarla.

Diputada nicaragüense Azucena Castillo. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]

Las sanciones económicas les fueron notificadas a los parlamentarios del PLC a través de la jefatura de bancada, y las medidas serán aplicadas por la Dirección de Administración de la Asamblea Nacional.

El diputado sandinista, Wilfredo Navarro, dijo a la Voz de América que la sanción consistirá en quitarles una quincena de salario y recortarles la asignación de combustible, medidas que, asegura, están contempladas en el Código del Trabajo.

“Es una sanción que se impone de acuerdo con el ministerio del Trabajo, cuando un trabajador no llega a laborar. Si vos no llegas a trabajar, te quitan el día. Estos señores no quieren trabajar” señaló.

Además, Navarro calificó a los diputados opositores de “vagos, irresponsables, mentirosos (a los) que no les gusta trabajar, les gusta echarse sus tragos y después faltar al trabajo”.

"Lo que hicimos fue dar ejemplo acatando las normas de la Organización Mundial de la Salud", explicó la diputada Castillo a la VOA.

"Hacerle ver a la Asamblea la negligencia y la inoperancia del ejecutivo, y el espíritu antilógico que se está teniendo en un momento en que el pueblo no conoce ni la voz de su presidente, y más bien se me silenció y se me abucheó”, agregó.

Cada diputado recibe un sueldo mensual de 96.251,72 córdobas, que equivalen a unos 3.000 dólares. Adicional al salario, los legisladores tienen otros privilegios, ya que cada uno recibe 36 cupones de combustible al mes con una asignación de unos 135 galones. Cada cupón es por 20 litros de combustible.

Consultado sobre la ausencia del presidente Daniel Ortega durante la pandemia, el diputado Navarro dijo que el mandatario evita asumir un rol protagónico.

“No quieren a Daniel y quieren estarlo viendo todos los días. El presidente no quiere tener la propaganda y el protagonismo que tienen otros presidentes, como el loco Bukele”, dijo en referencia al mandatario de El Salvador, Nayib Bukele.

La bancada del Partido Liberal Constitucionalista está integrada por 14 diputados que fueron elegidos en los comicios de 2016 en las que el presidente Daniel Ortega salió reelegido por tercera ocasión consecutiva.

Organismos de oposición y observación electoral, como el Frente Amplio por la Democracia o Ética y Transparencia, entre otros, calificaron esos comicios de fraudulentos.

El Legislativo lo conforman 92 diputados, sin embargo, en funciones están 91 debido a que el exvicepresidente Omar Halleslevens no asumió su puesto.