Salvadoran President Nayib Bukele gestures as he delivers his speech during the inauguration of a plan to combat a flying…
Salvadoran President Nayib Bukele gestures as he delivers his speech during the inauguration of a plan to combat a flying locust plague in San Nicolas Lempa, San Vicente, El Salvador on July 18, 2020. - The President of El Salvador, Nayib Bukele, ordered…

SAN SALVADOR - El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, destacó este martes la reducción "drástica" de los homicidios y dijo que el país centroamericano está "en el camino de la seguridad", mientras su gobierno está bajo la lupa de la fiscalía por una presunta negociación con una pandilla para disminuir la violencia.

“En un año hemos conseguido una reducción drástica en inseguridad, una reducción sin precedentes”, aseguró Bukele durante un discurso en cadena nacional de radio y televisión desde la casa de gobierno.

Estadísticas del Ministerio de Justicia y Seguridad consignan que Bukele recibió el país en junio de 2019 con 52 homicidios por cada 100.000 habitantes, una cifra que cerró ese año en 36 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La proyección de las autoridades es finalizar 2020 con menos de 21 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Un miembro de la Policía Nacional Civil de El Salvador camina por uno de los barrios controlados por la pandilla Barrio 18. Contra esta, junto con la Mara Salvatrucha y otras estructuras, el presidente Bukele autorizó usar la fuerza letal.
El Salvador: ¿Cuáles son las maras que persigue EE.UU. y Nayib Bukele?
Las pandillas, conocidas como maras en El Salvador, han mantenido a las autoridades de ese país entre los más violentos del mundo, llegando a tener por un tiempo la escalofriante cifra de 51 muertos por cada 100 mil habitantes.

El Salvador, según el mandatario, pasó de ser uno de los países más violentos del mundo a estar “en el camino de la seguridad”, a pesar de lo que digan los “detractores”.

“El heroísmo de nuestros soldados ha conseguido que miles de familias no estén llorando a sus seres queridos”, destacó en un acto para conmemorar el 199 aniversario de la independencia que los países centroamericanos.

Pero la fiscalía abrió una investigación luego de que el periódico digital El Faro revelara a inicios de mes que el gobierno de Bukele habría negociado hace más de un año con la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) beneficios carcelarios para sus miembros presos a cambio de la reducción de los homicidios.

En su discurso, Bukele comentó que aún faltan seis de las siete fases del Plan Control Territorial que se ejecuta desde el 20 de junio de 2019 en los municipios más asediados por las violentas pandillas.

Las pandillas salvadoreñas tienen unos 70.000 miembros, de los cuales más de 17.000 están encarcelados.