FILE - In this March 16, 2017, file photo, Juan Antonio "Tony" Hernandez, brother of Honduran President Juan Orlando Hernandez,…
En esta foto de archivo del 16 de marzo de 2017, Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, llega para una conferencia de prensa en Tegucigalpa, Honduras.

Un juez estadounidense ordenó esta semana aplazar casi tres meses su sentencia a Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras y excongresista acusado de tráfico de drogas.

El juez Kevin Castel, del tribunal federal del distrito sur de Nueva York, ordenó el aplazo después de que el abogado de Hernández le enviara una carta explicándole que no puede reunirse con su cliente en persona en la cárcel. El abogado dijo que tan sólo ha podido hablar con Hernández brevemente en lo últimos dos meses, por teléfono.

“Como usted puede imaginar, es extremadamente difícil mantener una relación con un cliente que uno nunca ha conocido en persona, y aún más cuando debe usar a un intérprete por en medio”, escribió el abogado Peter Brill al juez Castel. “Por ese motivo no he podido completar mi presentación previa a la sentencia”.

La carta se encuentra disponible en el sistema electrónico de los tribunales federales estadounidenses. La pandemia del coronavirus ha complicado las visitas de abogados a sus clientes en las cárceles, ya que enfrentan mayores restricciones impuestas para evitar contagio.

En octubre de 2019, un jurado en la corte federal de Manhattan declaró culpable a Hernández de traficar miles de kilos de cocaína a Estados Unidos tras un proceso legal que salpicó al presidente del país, Juan Orlando Hernández. Los fiscales y extraficantes que testificaron dijeron durante el juicio que el presidente recibió fondos de narcos para poder financiar sus campañas electorales y comprar los votos de diputados para lograr ser presidente del Congreso y más adelante del país.

Los supuestos sobornos habrían sido pagados por extraficantes como Devis Leonel Rivera Maradiaga, el exalcalde hondureño Amílcar Alexander Ardón y Víctor Hugo Díaz Morales, alias “El Rojo”, entre otros. Los tres testificaron en el juicio. Ardón y Rivera Maradiaga también dijeron que sobornaron al expresidente del país, Porfirio Lobo, quien lo ha negado.

El presidente Hernández ha negado de forma repetida las acusaciones de los fiscales, quienes lo calificaron de “cómplice” en el caso.

Tony Hernández ha cambiado de abogados varias veces. Brill se convirtió en su defensor en abril, cuando la pandemia se encontraba en su apogeo en Nueva York. Su sentencia también ha sido pospuesta varias veces.