A family accompanies the remains of a relative for burial in the Covid-19 area at La Verbena cemetery in Guatemala City,…
Archivo - Una familia acompaña el féretro de un familiar para ser sepultado en el área de COVID-19 del Cementerio La Verbena en Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 29 de julio de 2020.

CIUDAD DE GUATEMALA - La cifra de fallecidos se ha duplicado en Guatemala durante el último mes y lo ubica como el país con más víctimas mortales de Centroamérica a causa de COVID-19.

Ante ello, algunos cementerios nacionales excavan fosas para tener más capacidad. En la capital de Guatemala existe un cementerio que fue designado para recibir a los fallecidos por COVID-19 que no tengan un lugar dónde ser inhumados.

El representante de ese camposanto, Byron Fuentes, al explicar el procedimiento que han seguido dijo que: “No se le permite el ingreso a los familiares, únicamente entran las funerarias o en este caso, el personal médico cuando viene directamente de un centro asistencial y ellos deben ir con el traje de protección para no exponer tanto a nuestro personal como también a las personas que hacen el traslado de las personas fallecidas. Cuando la inhumación es por tierra se le llama fosa. Se está realizando una fosa por persona inhumada.”

Hasta el momento ese cementerio ha recibido 861 fallecidos y de ellos, 68 han sido inhumados como XX.

Guatemalan President Alejandro Giammattei (C) wears a face mask as he visits a field hospital set up to treat the new…
Organizaciones sociales denuncian a presidente de Guatemala por incumplimiento de funciones en pandemia
La acusación penal se debe a declaraciones recientes del mandatario en las que trasladó la responsabilidad de detener los contagios del coronavirus a la población.

El doctor Eduardo Camey, quien atiende a pacientes con COVID en el seguro social de Guatemala, explica que la alta cantidad de muertes es lo más doloroso que ha vivido durante la pandemia.

“Nosotros como médicos estamos acostumbrados a ver a nuestros pacientes morir, muchas veces por más que nosotros hemos hecho lo que podemos, pero esto es algo que sobrepasa el umbral lo que estamos acostumbrados a ver", dijo Camey.

Guatemala registra 2.379 fallecidos, seguido de Panamá y Honduras con más de 1.500 decesos cada uno, mientras El Salvador sobrepasa los 600 fallecidos y Costa Rica y Nicaragua registran las cifras más bajas.