Ciudadanos estadounidenses se registran para tomar un vuelo charter.
Ciudadanos estadounidenses se registran para tomar un vuelo charter que les permitiría salir de Nicaragua.

MANAGUA, NICARAGUA - El gobierno de Nicaragua ha venido minimizando el peligro de la pandemia del coronavirus, ganándose las críticas de países y organismos internacionales. Asegura que son pocos los afectados en ese país. Pero un salto en las cifras de personas contagiadas en informe de la última semana, ha abierto una incongruencia que para algunos es la confirmación del subregistro de casos.

Y la pandemia está apenas entrando en su etapa más dañina.

Organizaciones como la Unidad Medica Nicaragüenses advierten que Nicaragua se encuentra en la fase de contaminación exponencial de la pandemia del COVID 19, esto tras un reciente informe del ministerio de salud que sorpresivamente elevó los casos de infectados  por esta enfermedad de 25 a 254 en tan solo una semana.

Dicho de otra forma, en los últimos siete días los casos se multiplicaron casi diez veces respecto de la cantidad de la semana que le precedía. Sobre este tema, el doctor Javier Núñez, miembro de esta organización explicó a la Voz de América que el panorama en el país es “preocupante”. 

“Ya estamos en la contaminación exponencial, eso significa que estamos ya en un proceso de contagio masivo que nos va a llevar al pico más alto de la curva y eso significa que probablemente todos los nicaragüenses nos contagiemos. Y no todos van a demandar atención crítica pero sí un alto porcentaje de la población va a demandar atención crítica y los hospitales no van a dar abasto”, afirmó Núñez.

Este salto en la cifra de casos en siete días resulta alarmante y mucho más por el momento en el que se da, cuando el país está al principio de la curva de contagios y los doctores advierten que la incongruencia en las estadísticas indican que los números podrían ser mayores a los presentados por el Ministerio de Salud.

El doctor Núñez señaló que las cifras oficiales “todavía están por debajo, muy por debajo de la realidad de la gente que está contagiada en el país. Tenemos muchos más contagios.  Si  revisas el observatorio ciudadano, ellos dicen que andamos aproximadamente entre 1,600 a 1,700 personas contagiadas”.

Sin embargo, la certeza de la totalidad de los contagios sigue siendo una incógnita por el subregistro de casos denunciados por los especialistas médicos y por la falta de transparencia del Ministerio de Salud para informar sobre el avance de la enfermedad.

Nicaragua ataúdes
Se disparan las demandas de ataúdes en Nicaragua por el coronavirus
Costos de servicios funerarios también aumentan hasta un 650% en uno de los países más pobres del continente

El epidemiólogo Leonel Arguello dijo que el Comité interdisciplinario de médicos ha llamado al gobierno desde hace varios meses a adoptar con firmeza susresponsabilidades para prevenir un mayor número de personas afectadas.

“Y prevenir también las muertes porque el Ministerio de Salud es responsable de la salud de la población. La segunda es que coordine con todos los actores sociales porque hay que hacer un plan conjunto una respuesta conjunta a este problema, y la tercera es que había que aplicar todas las recomendaciones de la OMS”, dice Arguello respecto a todas las medidas que se le han recomendado al Estado para afrontar la enfermedad.

Los doctores además creen que el país debe iniciar una fase de cuarentena, asumiendo definitivamente el cierre de fronteras, distanciamiento social, cierre de centros educativos, atención a las poblaciones vulnerables, brindando información oportuna y respeto a la dignidad de las personas.

No obstante, el gobierno ha hecho caso omiso a las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, mientras la controversia se mantiene en su punto más alto, y aún el país no toma medidas para prevenir los contagios.

Con las nueve muertes que el Ministerio de Salud reportó en su último informe, más los ocho decesos de semanas anteriores, se contabilizan 17 fallecidos en el país por el nuevo coronavirus. Una cantidad mucho mayor de personas fallecidas y sepultadas apresuradamente o en horas de la noche, ha sido registrada por los hospitales como fallecimientos por “neumonía atípica”.