Outbreak of coronavirus disease (COVID-19) in El Salvador
Pacientes esperan ser atendidos en un centro de salud en El Salvador. Foto Archivo.

Alcaldes de algunas de las ciudades y municipios de El Salvador se encuentran enfrentados con la administración del presidente Nayib Bukele por la implementación de sus propias medidas sanitarias sectorizadas para frenar la curva de contagios. Algo con lo que el Ejecutivo está en desacuerdo.

Medidas como limitar la circulación vehicular, cierre de mercados y otros lugares públicos como plazas y parques; así como la imposición de multas a aquellos que se nieguen a usar tapabocas, son solo algunas de las regulaciones que los alcaldes de San Salvador, Soyapango, Ilopango, San José Villanueva y San Miguel, entre otras, buscan imponer.

De acuerdo con lo citado por los diputados René Portillo Cuadra y Carlos Reyes, ambos de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), las medidas están alineadas con la nueva ley propuesta al parlamento por su partido.

La regulación que, busca implementar ARENA requiere que los alcaldes pidan autorización a la Asamblea Legislativa para poder hacer efectiva cualquier acción encaminada a enfrentar el virus, así mismo éstas deben ser acordadas por un comité municipal previamente.

Mientras que las acciones que limite los derechos constitucionales de los ciudadanos deben contar con 56 votos para poder ser implementadas.

Según lo publicado por el periódico local La Prensa Gráfica, Conan Castro secretario jurídico de la presidencia dijo que dicha ley será vetada por la presidencia.

Aunque las regulaciones, según los ediles y diputados, no distan muchas de las implementadas anteriormente por el gobierno central, solo varía el mecanismo de aprobación para implementarlas, han sido criticadas por el presidente Bukele, quien las tildó en su cuenta de Twitter como acciones “electoreras”.

Otros anuncios

Ernesto Muyshondt, alcalde de San Salvador, en conferencia de prensa dio a conocer el martes que para diciembre próximo estará listo un hospital municipal el cual busca "descongestionar" los centros de salud públicos que actualmente no dan abasto por estar saturados de pacientes con COVID-19.

San Salvador es la ciudad de El Salvador más castigada por la pandemia. Solo en ella se reportaba hasta la fecha 1.374 contagios lo que la convierte en el foco de la infección.

Mientras que, en San Miguel, otra de las ciudades más afectadas por el virus, el alcalde Miguel Pereira ordenó el cierre del mercado municipal, además Pereira anunció que solicitará al parlamento un cierre de toda la zona por un lapso de siete días. Otras zonas del país también quieren implementar un régimen de excepción para logra bajar la curva de contagios.

El Salvador contabilizaba hasta este martes 8.307 casos confirmados de COVID-19 y 229 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.