Archivo - El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una marcha en Managua el 5 de septiembre de 2018.
Archivo - El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante una marcha en Managua el 5 de septiembre de 2018.

MANAGUA - El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, informó que el 27 de febrero se iniciará un nuevo diálogo con la oposición, que aglutina a diferentes sectores sociales.

Durante la conmemoración del 85 aniversario de la muerte del héroe nacional Augusto C. Sandino, Ortega dijo que "estamos haciendo esfuerzos para que se pueda instalar esta mesa para la negociación, que se pueda instalar ya el próximo miércoles, ese día 27 que se pueda instalar la mesa (del diálogo)”.

Las negociaciones entre el gobierno de Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, se suspendieron en junio del año pasado en medio de desacuerdos e “incumplimientos por parte del mandatario nicaragüense”, según denunció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En esta reapertura Ortega informó que el número de participantes se reducirá y no contará con la presencia de medios de comunicación porque según él, “no es correcto”.

El nuevo diálogo con la oposición busca “abrir un encuentro, una mesa para negociar, para consolidar la paz en nuestro país. Negociar para construir esa nueva ruta, ese nuevo camino y que el pueblo nicaragüense pueda seguir recuperándose del intento de golpe de abril”, manifestó Ortega en el acto público que se transmitió en cadena nacional por órdenes del gobierno.

La oposición de Nicaragua se alista para un nuevo diálogo con el presidente Daniel Ortega.

​​Minutos después del anuncio del jefe de Estado, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia informó que “para la negociación que se inicia el  miércoles 27 de febrero se ha conformado su equipo negociador”, integrado por el exdiputado José Pallais, el estudiante universitario Max Jerez, el exministro de Educación Carlos Tünnermann, el presidente del sector privado José Adán Aguerri, el director de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES), Juan Sebastián Chamorro y el expresidente del Banco Central de Nicaragua Mario Arana”.

La reapertura del diálogo entre el ejecutivo y los demás sectores de la población ha creado muchas expectativas entre la población que exige el fin de la crisis sociopolítica, que según organismos internacionales de derechos humanos ha dejado 325 muertos, más de 700 presos y al menos 80.000  nicaragüenses en el exilio.