Nicaragüenses  varados en línea fronteriza de Piedras Blancas desde el 18 de julio de 2020.
Nicaragüenses varados en línea fronteriza de Piedras Blancas desde el 18 de julio de 2020.

SAN FRANCISCO - La directora de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica, Raquel Vargas detalló este jueves que tres organizaciones no gubernamentales y la empresa privada se han coordinado para facilitar la toma de cerca de 300 pruebas COVID-19 a los migrantes nicaragüenses varados en la línea fronteriza de Peñas Blancas desde el pasado 18 de julio.

La toma dará inicio el viernes 31 de julio y los resultados estarían dentro de las 48 horas solicitadas.

“Queremos agradecer de antemano el esfuerzo que han hecho para que estas personas nicaragüenses puedan continuar su camino”, citó Vargas.

La funcionaria también dio a conocer que, junto a Michael Soto, ministro de seguridad pública de Costa Rica realizaron un recorrido por el área para verificar las condiciones de salud y situación de las personas varadas desde hace 13 días allí.

Proceso

En un comunicado de prensa la Dirección de Migración detalló que el Hospital Clínica Bíblica, institución que de forma solidaria contribuirá en este proceso, se trasladará al puesto fronterizo y contará con un espacio en la zona para la toma de las muestras. “Las personas migrantes estarán autorizadas para reingresar, por parte de Migración, para obtener esta prueba”, cita el documento.

Vargas aclaró que la participación de la institución que representa únicamente se ha encargado de coordinar con las instituciones que están trabajando por ayudar a los migrantes.

Entre estas instituciones están el Centro de Derechos Laborales y Fundación Arias para la Paz y Progreso Humano; así como Hospital Clínica Bíblica.

“Confiamos que pronto estas personas podrán ingresar a su país, disminuyendo el riesgo de contagio para quienes han estado en frontera”, señaló la directora de migración.

Nicaragüenses que han quedado varados entre la frontera de Costa Rica y Nicaragua han adaptado un campamento para poder refugiarse mientras esperan poder ser autorizados a movilizarse.
Costa Rica analizará caso a caso para admitir a nicaragüenses que sean rechazados por su país
Esto se da luego de que se diera a conocer una actualización del lineamiento general para el egreso de personas viajeras hacia la República de Nicaragua por puesto migratorio habilitado ante la alerta por COVID-19 por parte del Ministerio de Salud de Costa Rica

El grupo de cerca de 400 migrantes nicaragüenses permanecen a la intemperie, con pocas toallas, paños y lonas para protegerse de la lluvia y las altas temperaturas del puesto fronterizo de Peñas Blancas.

Migración dijo que el jueves solo se contabilizaban alrededor de 200 personas en la línea fronteriza, esto porque las autoridades nicaragüenses han recibido a un grupo importante de personas vulnerables, mujeres y niños en los últimos días.

(Con información de Armando Gómez)