An exhibition hall that has been converted into a makeshift treatment facility to treat patients of the coronavirus disease …
La propagación del coronavirus alcanza todos los niveles de la sociedad.

La pandemia de coronavirus en Guatemala ha infectado hasta el 4 de agosto de 2020 a 52.365 personas y matado a 2.037, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

Como en otros lugares, las estadísticas no reflejan, por supuesto, la realidad de la tragedia, porque los números se pierden dentro de una población de poco más de 17 millones de habitantes.

Sin embargo, los contagiados en varias de las esferas del gobierno dan una idea de que la COVID-19 no distingue edad, género, clase social u ocupación.

El presidente del Congreso, Allan Rodríguez, permanece hospitalizado después de casi dos semanas de haber dado positivo. Según diputados de la bancada oficial, se encuentra estable.

“Hasta donde sabemos, gracias a Dios ha estado mejorando, sabemos que ya está respirando de una mejor manera”, informó el diputado oficialista Sergio Arana.

En las filas del Gabinete del presidente Alejandro Giammattei, la ministra de Cultura, Silvana Martínez, ya se recuperó del virus y está de regreso en funciones.

Menos suerte tuvo un alcalde que falleció de nueve líderes de municipios infectados, según dijo de la Asociación Nacional de Municipalidades.

“Tenemos que lamentar el fallecimiento del alcalde de San Miguel Acatán (Alonzo Carlos) y de su concejal primero, en Almolonga, Quetzaltenango”, reportó Javier Ovalle, presidente de esa entidad, quien agregó que un síndico también pereció de coronavirus.

Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, dijo al concluir un acto oficial que la apuesta electoral del año son las parlamentarias y no las presidenciales.
Cabello en Venezuela y Áñez en Bolivia: COVID-19 alcanza a políticos latinoamericanos
Primero fue el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Luego la presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez. Tras ellos, Diosdado Cabello, el "número dos" de Nicolás Maduro en Venezuela, y muchos funcionarios de alto rango. El coronavirus avanza por la región sin respetar ni sexo, ni raza, ni rango.

Otros políticos y funcionarios de las naciones de Centroamérica no han logrado evadir en su totalidad el alcance de la COVID-19.

En El Salvador, la ministra de educación y el ministro de gobernación ya superaron la enfermedad, y también dio positivo el secretario jurídico de la presidencia.

Honduras ha reportado seis alcaldes y cinco diputados contagiados. De estos últimos, cuatro ya lo superaron y uno falleció el martes 4 de agosto.

En Costa Rica, un alcalde dio positivo y dos permanecen en aislamiento por haber tenido contacto con el contagiado.

En Nicaragua, un alcalde, el director de telecomunicaciones y un comandante de la revolución sandinista fallecieron, así como dos de siete diputados que han sido diagnosticados con neumonía, sin que el gobierno confirme que se trató de casos por COVID-19.

Brazil's President Jair Bolsonaro, who is infected with COVID-19, wears a protective face mask as he talks with supporters…
Bolsonaro informa que dio negativo en nueva prueba de COVID-19
Bolsonaro dice que dio negativo a nueva prueba de COVID-19, a través de sus redes sociales.

En Sudamérica, el coronavirus no respetó a algunos jefes de estado. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, dieron positivo y ya superaron la enfermedad.

En Venezuela, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, está recuperándose, según mensajes publicados a través de su cuenta de Twitter.

[Adaptación de Waldo Serrano con reporte de Eugenia Sagastume desde Guatemala]