El gobierno de Venezuela asumió el control de un 20% de las acciones del canal.

Tras varios anuncios y amenazas del presidente Hugo Chávez, finalmente el gobierno de Venezuela concretó la toma de parte del control del paquete de acciones del canal de televisión opositor, Globovisión.

De acuerdo con la información divulgada por la gubernamental Gaceta Oficial, el gobierno de Venezuela asumió el control de un 20% de las acciones del canal.

La toma de control de una quinta del paquete acciones se produce cuando las autoridades bancarias comenzaron a liquidar la compañía Sindicato Ávila, una de las sociedades mercantiles que conforman la empresa Corpomedios GV Inversiones, dueña de Globovisión.

Sindicato Ávila “se encontraba intervenida desde junio pasado en conjunto con otras empresas que servían al Banco Federal para concretar sus operaciones cruzadas y otro tipo de operaciones financieras”, explica el informe oficial del gobierno venezolano.

Si bien se estima que con el 20% bajo control el gobierno venezolano no podría afectar la línea editorial del canal, podrá tener presencia en las asambleas de accionistas. El presidente Chávez había amenazado varias veces con cerrar Globovisión.

En el año 2007 Chávez rechazó la renovación del popular canal de televisión privado Radio Caracas Televisión (RCTV), también opositor al gobierno.

En las últimas semanas, el presidente Chávez acusó a Guillermo Zuloaga de liderar un complot para asesinarlo. La acusación fue rechazada por Zuloaga, quien es presidente de Globovisión y actualmente se encuentra en el exilio en Estados Unidos, tal como el propio Nelson Mezerhane.