Congresistas en la Cámara Baja del Parlamento de Suiza, aprobaron una legislación que facilitará la confiscación de depósitos bancarios realizados por dictadores extranjeros en bancos suizos.

La agencia de noticias Suiza, SDA, informó que la Cámara de Representantes votó 114 contra 49 a favor de la ley, la misma que el Senado aprobó a principios de 2009.

La legislación fue diseñada para detener que dichos depósitos terminen en manos criminales.

En el pasado, Suiza estuvo obligada en algunos casos a devolver los fondos a familiares de los dictadores en lugar de devolverlos a los estados de donde fueron sustraídos ilegalmente.

Bajo esta nueva ley, el gobierno puede frenar los contínuos depósitos por más de 10 años, mientras se preparan la confiscación.

La nueva ley condiciona la devolución de los fondos especificando que deberán ser utilizados para mejorar la economía local, fortalecer el sistema judicial y luchar contra el crímen.