El presidente de Ecuador, Rafael Correa, cierra 2010 con una aprobación popular del 70%.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, termina el año 2010 con alto nivel de aprobación popular. La empresa Investigaciones y Estudios indica que el 71% de los ecuatorianos califican como positiva la labor del jefe de Estado.

Santiago Pérez, director de la firma explicó que es inédito, si se considera la inestabilidad que caracterizó los periodos anteriores, donde 3 presidentes fueron derrocados por movilizaciones populares. Mientras que al contrario, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa debió afrontar el 30 de septiembre (2010) una violenta “protesta” policial, de la cual trataron de aprovecharse grupos de oposición para promover un intento de golpe de Estado y de asesinato contra el gobernante lo cual lejos de perjudicarlo lo fortaleció.

El alto respaldo del que goza el presidente de Ecuador se debe a que “supo interpretar la necesidad de cambio que tenía gran cantidad de la población”, dijo Santiago Pérez, de la firma S&P Investigaciones y Estudios, pero otro de los factores que fortalecen al gobierno en Ecuador es la importante obra social emprendida por el régimen en estos casi cuatro años.

El último estudio de la empresa Cedatos-Gallup, indica que la aprobación a la gestión del presidente de Ecuador se ubica en el 51% mientras que según la empresa encuestadora CMS, la aprobación de gestión del presidente Rafael Correa cierra el 2010 con 73,19% de respaldo popular.