El papa Benedicto XVI dijo que la Iglesia Católica no actuó rápidamente o en forma suficientemente decisiva para enfrentar a los sacerdotes que abusaron sexualmente de niños, y que estaba conmovido y entristecido por el escándalo.

El Sumo Pontífice hizo el comentario a los periodistas durante su vuelo a Gran Bretaña, para la segunda visita de un Papa a Inglaterra desde que la Iglesia Anglicana se separara en el siglo XVI.

Benedicto XVI se reunió con la reina Isabel poco después de llegar al aeropuerto de Edinburgo. El viaje de cuatro días del Papa incluye visitas a Londres, Birmingham y Glasgow.

Está previsto que el Papa se reúna con el primer ministro, David Cameron, y que lleve a cabo un servicio de oración con el arzobispo de Canterbury, líder espiritual de la Iglesia de Inglaterra, y de la comunidad anglicana mundial.

El evento central del viaje de Benedicto XVI será la beatificación en masa del cardenal del siglo XIX, John Henry Newman.