El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, critico fuertemente los comentarios del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, sobre los ataques del 11 de septiembre del 2001 contra Estados Unidos.

Obama dijo que los comentarios de Ahmadinejad fueron "ofensivos", "odiosos" e "imperdonables", sobre un supuesto "complot" estadounidense en los atentados del 11 de septiembre, en Nueva York.