Esta foto del 25 de octubre de 1931 muestra el tráfico en el puente George Washington, un día después de su inauguración, en la entrada a la ciudad de Nueva York. El puente conecta los estados de Nueva York y Nueva Jersey.
Esta foto del 25 de octubre de 1931 muestra el tráfico en el puente George Washington, un día después de su inauguración, en la entrada a la ciudad de Nueva York. El puente conecta los estados de Nueva York y Nueva Jersey.

NUEVA YORK - - Nueva York se convertirá en la primera ciudad de EE. UU. en imponer precios de congestión, algo visto como un arma clave contra el calentamiento global, luego de la aprobación, el lunes, de un presupuesto estatal para financiar el plan.

Los conductores tendrán que pagar para conducir en el centro de Manhattan, uno de los cinco condados de la ciudad, como parte de un esfuerzo por reducir la cantidad de autos e invertir en el transporte público como el metro, dijeron las autoridades.

Según los expertos, menos automóviles significa una menor emisión de dióxido de carbono, el principal gas que causa el calentamiento global.

Menos coches también significa un mejor flujo de tráfico, lo que genera menos emisiones.

El plan forma parte del presupuesto estatal de $ 175 mil millones que también incluye una prohibición de las bolsas de plástico desechables de un solo uso.

Nueva York se convierte en la primera gran ciudad de EE. UU. en seguir la iniciativa de Londres, que en 2003 comenzó a cobrar un cargo por congestión en los vehículos que conducían al centro de la ciudad, y en algunos otros lugares como Estocolmo y Singapur.

El sistema ha logrado reducir la contaminación del aire y el tráfico en Londres, que actualmente cobra a los conductores £ 11.50 ($ 15,24) por día durante el horario laboral de lunes a viernes.

Después de la introducción del cargo por congestión, el número de pasajeros en los autobuses en el centro de Londres aumentó en un 37 por ciento en el primer año, y la congestión en el tráfico disminuyó en alrededor de un cuarto, según un estudio.

A partir de 2021, a los conductores de Nueva York se les cobrará más de $ 10 para viajar por debajo de la calle 60 en Manhattan, esencialmente al sur de Central Park en un área que incluye teatros de Broadway, bancos de Wall Street y tiendas de alto nivel.

La cantidad exacta de las tarifas se decidirá más adelante, así como la posibilidad de exenciones para los taxis, conductores de viajes compartidos y otros asuntos, según los funcionarios.