Un jardinero pinta un logo en la grama del Nationals Park en Washington D.C., el 5 de ocutbre de 2019. AP.
Un jardinero pinta un logo en la grama del Nationals Park en Washington D.C., el 5 de ocutbre de 2019. AP.

El tercer juego de la Serie Mundial 2019 respira por la fuerza de sus contendientes y el apoyo de los fanáticos del mundo entero, este viernes estarán divididos en dos pasiones: hacia los locales, Los Nats, y los visitantes del oeste, los hasta hace poco favoritos Astros de Houston.

Una de las mejores noticias ha sido la decisión que tuvo la directiva de los Nacionales de Washington de 'premiar' a sus empleados de oficina a tiempo completo con pagarles boleto de avión, hospedaje y entrada a los dos juegos iniciales celebrados al otro lado del país.

“Por acciones como esta, Nacionales es una organización de respeto”, tituló hoy el diario deportivo Al Bat.

Desde que la directiva supo que iba a la Serie Mundial envió un correo electrónico a cada uno de sus empleados. “(...) era una invitación para asistir a los encuentros de Serie Mundial que el equipo sostendría en contra de los Astros en el mismísimo Minute Maid Park de Houston”.

El premio incluyó que los trabajadores seleccionados llevaran un invitado en la comitiva, que se extendió a 200 integrantes.

Invitados especiales

La serie se dirime en sistema de 2-3-2, en caso de haber un 5to juego en la capital, ya está anunciado: el presidente Donald Trump vería el partido desde las gradas.

La información la ofreció Bob Nightengale, de USA Today quien dijo que Trump mencionó el detalle en una reunión el martes por la noche, aunque, apuntó, no estaría lanzando la primera bola del choque, según publicó The Washington Post.

Inmediatamente al anuncio sobre la visita del presidente Trump a la casa de los Nats, la escuadra local anunció que el primer lanzamiento ceremonial para ese 5to juego será por parte del chef José Andrés, un crítico explícito del presidente.

La perla que adorna el asunto es que un cuatrienio atrás Andrés se retiró de los planes de abrir un restaurante en el Trump International Hotel en Washington, cuando Trump emitió “controvertidos comentarios” sobre los inmigrantes mexicanos durante la campaña presidencial, refiere ESPN.

Por cierto, los precios para ver los partidos no son ni amigables ni Nats, sino Astro(nómico)s. Para ver los choques, sin asientos, la cuota más baja se ha elevado a los $300 dólares.

Un pastel para Soto

El jovencito dominicano Juan Soto, el outfielder que remató el primer juego para Los Nats con un jonronazo a las gradas, y que influyó con hit y doblete en esa fiesta está de cumplesueños.

Es el onomástico 21 esta noche de 25 de octubre para el caribeño y tendrá la posibilidad de sumarse a una escasa lista de quienes han pegado un vuela cerca en Serie Mundial el mismo día de su fecha natal.

Alex Rodríguez, que elogiado el desempeño de los capitalinos se vio en una foto con Soto y la superestrella, el exMedias Rojas de Boston, David “Papi” Ortiz, un regalo que va a unir a los fanáticos de medio mundo.

Abriendo ya las cortinas. Zac Greinke por los Astros, para intentar parar el arrollador paso que los trae 0-2 en la serie; por Los Nats, Aníbal Alejandro “Alejo” Sánchez con su acostumbrado trabajo en las esquinas tratará de traer la tan esperada felicidad el Nationals Park.

¡Que gane el mejor!