Lo había dicho el español de los campeones, Los Ángeles Lakers, Pau Gasol “me merece más respeto Boston que Miami”.

Y la jornada inaugural de la temporada 2010-2011 del mejor básquetbol del mundo, el de la NBA de Estados Unidos, parece darle la razón.

El equipo de los Boston Celtics, sorprendió al vencer como local al estelar equipo de los Miami Heat por 88 a 80, en un encuentro sin gran lucimiento, pero rodeado de una gran celebración en las tribunas donde el público disfrutó como si fuera un partido de la ronda final.

El encuentro marcó el inicio de la temporada para dos de los mejores equipos de la Conferencia del Este de la liga de basquetbol de Estados Unidos, los cuales probablemente sean finalistas.

LeBron James, escogido dos veces como el jugador más valioso de la liga, anotó 31 puntos en su primer encuentro por el Heat.

"Todos sabemos que Roma no se construyó en un día, así que va a tomar algo de tiempo, y nosotros entendemos eso", dijo James al final del partido. "Tenemos que seguir progresando cada día y seguir mejorando", agregó.

Boston llegó a tener una cómoda ventaja 60-45 a tres minutos del final del tercer cuarto, pero James anotó nueve puntos consecutivos y redujo la ventaja hasta 3 puntos en el último minuto del partido, aunque no fue reacción suficiente.

Victoria de los Lakers

En otro gran partido de la apertura de temporada, por la Conferencia del Oeste, los campeones defensores, Los Ángeles Lakers del español Pau Gasol y Kobe Bryant, vencieron a los Rockets de Houston, Texas por 112  a 110.

Pese a que el chino Yao Ming jugó para los Rockets y trató de controlar la zona próximo al cesto, Gasol estuvo en una noche inspirada y marcó 29 puntos.