Un informe divulgado por las compañías fabricantes de automóviles en Estados Unidos, reveló una drástica caída de las ventas en agosto, en comparación con las del pasado año 2009.

Según los datos dados a conocer, las ventas de Toyota declinaron un 34%, Honda perdió un 33% y Nissan vendió un 27% menos.

Dos de las tres principales compañías automotrices estadounidenses también reportaron disminución de ventas.

General Motors, el mayor fabricante de autos en Estados Unidos, tuvo una disminución de ventas del 25% comparado con las ventas de agosto del año pasado. Su rival Ford dijo que sus ventas bajaron un 11%.

Las ventas de autos en agosto de 2009 fueron impulsadas por un plan del gobierno que pagaba a quienes entregaran autos viejos y compraran uno nuevo. El programa expiró y no ayudó en las ventas recientes.

A diferencia de otras compañías, Chrysler dijo que sus ventas aumentaron en agosto, logrando una ganancia del 7%.