Varios pistoleros mataron a seis jóvenes en un peligroso barrio de la capital mexicana, según informó un funcionario del gobierno.

Los jóvenes, cuyas edades rondaban los 20 años, se encontraban en la calle cuando llegaron los pistoleros. Hubo un intercambio de palabras antes de que los atacantes comenzaran a dispararles.

El procurador general de justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, dijo no saber si los narcotraficantes estaban involucradas en el tiroteo ocurrido en Tepito, un vecindario de clase trabajadora ubicado al norte del centro histórico de la Ciudad de México

"Es una zona complicada, una zona delicada pero queremos reiterar a la ciudadanía que vamos a dar con los responsables", dijo Mancera.

El tiroteo ocurrió después de que otros pistoleros mataran a 15 personas en un establecimiento para lavado de autos en el estado de Nayarit, en el Pacífico mexicano.

Días antes, pistoleros masacraron a 14 jóvenes en una fiesta de cumpleaños en Ciudad Juárez, mientras que 13 adictos en recuperación fueron asesinados en un ataque contra un centro de rehabilitación en Tijuana.

Aunque el crimen es un problema importante en la ciudad de México, la violencia entre  los carteles del narcotráfico es menos común.

Aun así, se han presentado tiroteos entre el narco y el ejército durante operativos para arrestar a cabecillas en la zona metropolitana de la ciudad de México, una de las urbes más grandes del mundo, con una población estimada de 20 millones.