El Movimiento conservador “Tea Party”, llevó a cabo manifestaciones en varias ciudades de Estados Unidos durante el fin de semana del 11 de septiembre.

Con la promesa de unir a los opositores de las políticas del gobierno Demócrata encabezado por el presidente Barack Obama, y la mayoría oficialista en el Congreso, los integrantes del “Tea Party” se están movilizando para las elecciones legislativas de medio término de noviembre.

Miles de personas desfilaron en la capital, Washington, portando carteles que decían “Congreso, estás despedido”, mientras coreaban “Echémoslos con el voto”.

En Sacramento, California, en la costa oeste, unas 4.000 personas asistieron a una manifestación del “Tea Party”, donde los participantes pedían rechazar el plan de cuidado de la salud propuesto por el presidente Barack Obama, apoyar a candidatos conservadores y exigían reducción de impuestos.

En San Louis, Missouri, en el centro oeste del país, asistentes a una manifestación se reunieron cerca del conocido arco Gateway, en el centro de la ciudad.

Muchos de los que participaron en las concentraciones vestían ropa con los colores de la bandera estadounidense, rojo, azul y blanco y portaban banderas amarillas con el dibujo de una serpiente enrollada sobre una leyenda que decía “No me pises”.

Todos los escaños de la Cámara de Representantes y 37 de las 100 bancas del Senado serán elegidos en noviembre. La votación podría cambiar el balance de poder en ambas Cámaras, donde el partido Demócrata del presidente Obama, tiene ahora mayoría.