La joven actriz, Lindsay Lohan, recibió un puñetazo mientras celebraba su cumpleaños en una discoteca de West Hollywood.

"Una camarera me ha golpeado. Me ha dado un puñetazo sin venir a cuento", dijo la joven actriz.

Según testigos, la camarera reaccionó de esa forma porque mantuvo una relación con Doug Reinhard, el joven que acompañaba a la actriz en el establecimiento.

Lohan abandonó el lugar y se dirgio a otro establecimeinto donde, nuevamente, recibió la visita de la camarera, lo que provocó que la intérprete se pusiera a llorar.

Lohan tiene pendiente una vista judicial por conducir en estado de embriaguez en el 2007.

Una jueza ordenó el arresto de la actriz por violar los términos de su libertad condicional y le impuso una fianza de $200.000 dólares.

Posteriormente, la jueza ordenó que la joven se sometiera a controles aleatorios de drogas, una vez por semana, para no enfrentar cárcel.