En Jerusalén continúan los esfuerzos diplomáticos para evitar el colapso del proceso de paz del Oriente Medio.

Israel instó a Palestina a que no se retire de las conversaciones directas.

El vocero israelí, Mark Regev, dijo que su país tiene la mejor disposición de conversas con los palestinos.

“El primer ministro Netanyahu pidió al presidente Abbas continuar las conversaciones porque pese a todo, solo por medio de conversaciones directas serias y continuas podemos construir un mejor futuro para los israelíes y los palestinos”, dijo Regev.

Líderes palestinos dijeron que no regresarían a las conversaciones hasta que Israel vuelva a suspender la construcción de asentamientos en Cisjordania.

Por su parte, Israel dijo que tuvo que reimponer los asentamientos luego de una moratoria de 10 meses, por presión de sus socios de extrema derecha en la coalición de gobierno, quienes apoyan a los colonos.

Sin embargo, el portavoz palestino, Husam Zomlot, aseguró que eso es solo una excusa.

“El señor Netanyahu, el primer ministro israelí, pudo aplicar la moratoria antes de las conversaciones directas, entonces puede hacerlo durante las conversaciones. El juego de la mentira se acabó para nosotros los palestinos. No aceptaremos jugar con palabras”, expresó Zomlot.

Entre tanto, el emisario de Estados Unidos para el Medio Oriente, George Mitchell, se reunió en El Cairo con el presidente de Egipto, Honi Mubarak, y dijo que Washington está decidido a reencaminar el proceso de paz.

“Pese a sus diferencias tanto el gobierno de Israel como la autoridad palestina nos han pedido continuar esas discusiones con el fin de establecer las condiciones bajo las cuales (ellos pueden) continuar las negociaciones directas, que ambos desean continuar. Ellos no quieren suspender las conversaciones”, dijo Mitchell.

El embajador Mitchell trata de lograr un compromiso entre israelíes y palestinos miéntras se reúne la Liga Árabe en Libia para discutir el futuro de las conversaciones de paz.