Un grupo de analistas asegura que al mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, le encanta visitar Cuba porque es “tierra segura” para sus objetivos.

Tras más de seis meses de no ir a Cuba, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, termina su gira suramericana visitando a Fidel Castro, luego de haberse reunido con los mandatarios de Brasil y Ecuador, Dilma Rousef y Rafael Correa, respectivamente.

Al final de su visita, los gobiernos de Cuba y Venezuela anunciaron que se proponen impulsar una academia militar para las Fuerzas Armadas de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ( ALBA) que fue inaugurada el 1º de junio en Bolivia de 2011 por el presidente Evo Morales, con la finalidad de crear un mecanismo de defensa común en la región.

Para el analista venezolano Esteban Gerbase, la visita de Chávez a La Habana realmente llena de felicidad al mandatario venezolano, como el propio jefe de estado lo ha reconocido, al pisar por primera vez este año lo que Gerbasi considera “tierra segura para Chávez”.

“Cuba se ha convertido para Chávez en una oficina de asuntos internacionales, en una oficina de inteligencia, de acuerdos económicos, de transferencias de dinero para poder mantener ese poder que mantiene en Latinoamérica y sus ambiciones de crecimiento”, dijo Gerbase.

En esta nueva visita oficial del presidente venezolano a Cuba, se espera se reafirmen los centenares de convenios comerciales que han suscrito los hermanos Castro con el mandatario Venezolano, que según la opinión del economista independiente cubano, Oscar Espinoza Chepe, tiene objetivos estratégicos para Chávez.

Algunos de estos objetivos serían estar preparado para las elecciones presidenciales en Venezuela, en donde Chávez busca ser reelecto.