Durante su carrera, el actor recibió dos nominaciones al Oscar y en marzo del 2010 lo homenajearon con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

El actor y director Dennis Hopper, protagonista de exitosas películas y considerado uno de los actores icónicos del cine estadounidense, falleció a los 74 años, víctima de cáncer.

Hopper participó de producciones que se convirtieron en clásicos del cine, como  "Rebel Without a Cause" (Rebelde sin Causa) en 1955 y posteriormente dirigiendo y protagonizando "Easy Rider" (En Busca del Destino) en 1969, y sobre la cual dijo, "Easy Rider nunca fue una película de motocicletas para mí", dijo Hopper en el 2009. "Gran parte de ella era sobre lo que estaba pasando políticamente en el país".

El actor falleció en su casa de Venice, California, víctima de un cáncer de próstata, y al momento de su deceso lo acompañaban familiares y amigos, según reveló Alex Hitz, un amigo de la familia.

La carrera de Hopper se distinguió por sus permanentes altibajos, con grandes éxitos y algunos fracasos, como el que siguió a "Easy Rider", la cinta, "The Last Movie". Sin embargo, Hopper siempre encontró la forma de volver a capturar el interés de los productores y participó de películas clásicas como la "Apocalypse Now" y "Hoosiers", e incluso "True Grit" (Temple de acero) protagonizada por John Wayne.

Durante su carrera recibió dos nominaciones al Oscar y en marzo del 2010 lo homenajearon con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Cómo muchos actores, Hopper tuvo problemas para  manejar la fama, y se hizo conocido por sus desbordes y por el abuso del alcohol y las drogas. Hopper también se casó cinco veces y tuvo cuatro hijos todos con diferentes esposas.

En los últimos años, Dennis Hopper participó de varias series de televisión, donde se destacó “E Ring”, donde encarnaba a un general del Pentágono que trabaja en el área de servicios de inteligencia, conocido como E Ring en la vida real.