El hijo mayor del líder de Corea del Norte, Kim Jong Nam, se opone a la transferencia hereditaria de poder a la tercera generación de su familia.

Jong Nam dijo en una entrevista con el canal de televisión japonés Asahi, que aunque él está en contra de la sucesión, establecida por su padre, Kim Jong-ll, debería ser aceptada si existen razones internas para llevarla a cabo.

El hermano más joven de Kim, Kim Jong Un, fue nombrado a importantes cargos en el partido gobernante, y se indicó que fue elegido para suceder a su padre.

Jon Nam fue considerado, en algún momento, como el sucesor de su padre a la dinastía norcoreana.

Sin embrago, la situación cambió después que fue detenido tratando de cruzar a Japón con un pasaporte falso en 2001.