Puntos importantes del acuerdo:

  • No aplica a ciudadanos guatemaltecos o que viven en Guatemala sin su nacionalidad legalizada (artículo 2).
  • Guatemala no puede retornar ni expulsar a los solicitantes de protección que Estados Unidos trasladó, a menos que el solicitante abandone la petición o que le sea denegada a través de una decisión administrativa (artículo 3).
  • Durante el traslado de Estados Unidos a Guatemala, la nación norteamericana será responsable de los migrantes (artículo 3).
  • Estados Unidos deberá dar seguimiento a las solicitudes de protección de menores no acompañados que son migrantes menores de 18 años cuyo padre, madre o tutor no esté presente ni disponible (artículo 4).
  • Guatemala evaluará las solicitudes de protección para corroborar que cumplen con los requisitos de aplicación (artículo 4).
  • Los procedimientos operativos para la implementación serán elaborados por ambos países firmantes (artículo 7).
  • Estados Unidos cooperará para fortalecer las capacidades institucionales de Guatemala (artículo 7).
  • El acuerdo se evaluará de forma constante en plazos de tres meses, para lo cual las partes podrán invitar a organizaciones especializadas en el tema (artículo 7).
  • Están pendientes de definir los procedimientos para el traslado de migrantes de EEUU hacia Guatemala y la cantidad de personas que podrán ser trasladadas (artículo 7).
  • No estipula una fecha exacta de la entrada en vigencia del acuerdo, pero sí indica que el acuerdo entra en vigor por medio de un “canje” de notas entre las partes en el que se indique que se ha cumplido con los procedimientos jurídicos necesarios (artículo 8).
  • Tiene vigencia de 2 años y podrá renovarse (artículo 8).
  • Cualquiera de las partes (Estados Unidos o Guatemala) puede dar por terminado el acuerdo por medio de una notificación por escrito o realizar cualquier modificación (artículo 8).
  • No obliga a erogar fondos de parte de ninguno de los dos países (artículo 8).