La selección nacional de básquetbol de Estados Unidos se proclamó campeón del mundo por cuarta vez en su historia al derrotar  al local Turquía en la final, por 81 a 64.

El equipo estadounidense, dirigido por el entrenado Mike Kryzewski, conocido como “Coach K”, logró el título con el consagratorio liderazgo de Kevin Durant, que en la final logró controlar el llamado “infierno turco”, como definen al clima que generan los fanáticos, al marcar 28 puntos.

El joven talento de 21 años, estrella de los Oklahoma City, fue elegido como el jugador más valioso (MVP) del torneo, Durant formó parte además, del quinteto ideal, junto al argentino Luis Scola, el turco Hedo Turkoglu, el lituano Linas Kleiza y el serbio Milos Teodosic.

"Este triunfo significa mucho para mí, sobre todo porque somos un equipo muy joven y esto nos va a reforzar de cara al futuro. Me alegro sobre todo por mis jugadores, que se lo merecían", dijo Krzyzewski.

El torneo se Turquía-2010 se suma al logrado en Brasil en 1954, España en 1986 y Canadá en 1994, guiados por Shaquille O´Neal. Además, Estados Unidos lográ un doblete, ya que hace dos años ganó el oro en básquetbol en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Lituania logró el primer bronce de su historia en el Mundial, tras derrotar a Serbia 99 a 88.

En tanto Argentina logró el quinto lugar al derrotar a España por 86 a 81. "Se nos complicó al final tras un mal momento", dijo el técnico argentino, Sergio Hernández.