La policía del estado de Nueva York investiga las causas de cuatro asesinatos contra mujeres cometidos por un posible asesino en serie.

La policía de Nueva York encontró los cadáveres descompuestos de cuatro mujeres en una remota playa del estado.

Los cuatro cuerpos fueron arrojados a lo largo de 18 meses o más, en un desolado tramo de carretera por el que en los días del verano millares de personas transitan con rumbo a las playas de Jones Beach.

La policía investiga quién es el culpable ante la posibilidad de que se trate de un asesino en serie, explicó el jefe de policía del condado de Suffolk, Richard Dormer. "No creo que sea coincidencia que aparezcan cuatro cadáveres en esta área", puntualizó.

Mientras tanto, la policía forense intenta determinar la identidad de los cuerpos en estado de descomposición hallados en un radio de 400 metros.

La policía encontró los cuerpos muy cerca de la carretera durante la búsqueda de una prostituta desaparecida que se suponía se dirigía a Fire Island. Hasta hace dos días no había indicación de que uno de los cadáveres pertenecía a la mujer, de 24 años, cuya desaparición se denunció el 1 de mayo.

En la búsqueda se incluía también otra mujer de la ciudad de Maine que trabajaba como acompañante y a quien se vio por última vez en junio en un hotel de Hauppage, Nueva York.

La policía cree que a las cuatro las mataron en otro sitio y las trajeron aquí.