El hijo y sucesor del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, participó junto a su padre de un gigantesco desfile militar.

Jong estuvo al lado de su padre, Kim Jong-il, mientras miles de soldados marcharon en un desfile de camiones blindados, lanza-cohetes y otros equipos militares por el centro de Pyongyang.

El acto, con motivo del sexagésimo quinto aniversario del gobernante “Partido de los Trabajadores” del estado comunista, fue la principal aparición pública del hijo más joven de Kim desde que fuera presentado como el próximo líder norcoreano.

Padre e hijo participaron posteriormente en una celebración donde hubo un despliegue de fuegos artificiales y música patriótica.

El desfile fue transmitido en vivo por la televisión estatal, en contraste con lo que es común en Corea del Norte, donde las transmisiones son severamente censuradas.