Disney reinventa el clásico de los hermanos Grimm, Rapunzel, con una historia en donde el príncipe es un criminal y la princesa una temeraria.

Los tiempos han cambiado, y en estos días las princesas ya no son delicadas criaturas a la espera de ser rescatadas por un valiente y galán príncipe.

Al menos no en la nueva versión del popular clásico de los hermanos Grimm, Rapunzel. Disney le ha dado la vuelta a la historia y su nueva adaptación, Tangled (Enredados en español), combina las técnicas más actuales de animación, humor y una protagonista decidida a vencer sus miedos y hacer realidad su sueño.

En este nuevo giro de la historia, Rapunzel usa su extensa melena de diversas maneras: como lazo, cobija, atadura y hasta de arma. El príncipe tampoco fue necesario, fue sustituido por el ladronzuelo Flynn Rider, quien sin quererlo ayuda a Rapunzel a escapar de la torre donde vive cautiva.

Sin duda los tiempos han cambiado, pero definitivamente es una historia para gozarla con la familia en este fin de semana de fiestas.